Preparación de las superficies de contacto del automóvil

Una vez desmontadas las piezas deformadas se tendrá que pasar al esmerilado de las cabezas de los puntos tras la retirada de los retales de plancha que han quedado adheridos a ellos durante el corte. Luego convendrá repasar todas estas pestañas con un martillo y untas para que recuperen su linealidad y se ajusten en las debidas condiciones a las planchas nuevas que seguidamente se montarán.

No debemos olvidarnos de aplicarla pintura antióxido a base de cinc para proteger de la corrosión a la plancha viva por el esmerilado y para mejorar el contacto eléctrico durante la aplicación de la soldadura.

Preparación de la pieza de repuesto

Pasemos a la segunda parte del trabajo de sustitución de planchas que siempre consiste en el corte de la plancha de repuesto para su presentación sobre la carrocería.
Una vez provistos de las planchas de repuesto correspondientes a las zonas dañadas, procederemos a trazar sobre la aleta la línea de corte, según las medidas previamente tomadas en .1a carrocería. En la figura 57 vemos cómo queda dicha aleta una vez se ha efectuado el corte de la parte sobrante. Como siempre, se dejarán unos 10 mm de margen para el decanteado de la pieza.

Finalizado el corte se procederá al esmerilado de sus bordes y a la posterior aplicación de antioxidante de cinc. El panel trasero se sustituye completamente y, por lo tanto, utilizaremos una pieza completa (Fig. 58). Únicamente deberemos preparar sus bordes para la soldadura, esmerilándolos y aplicándoles el antióxido. Una vez terminado todo este proceso ya tendremos listas las dos piezas de recambio y podremos proceder a su montaje en la carrocería.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *