El motor de arranque no gira a pesar de que todas las demás lámparas eléctricas del automóvil funcionan perfectamente con su brillo normal

Cuando hay buena luz en los focos y, en el caso de llevar voltímetro en los relojes del panel de instrumentos, vemos que éste señala por encima de la línea roja, en posición que indica unos 12 voltios, ello nos pone claramente en antecedentes de que la batería no es la culpable de la mudez del motor de arranque al conectar su posición de arranque. Ahora podremos tener la seguridad de que el problema será, con mucha probabilidad, del mismo motor de arranque.

De todos modos, la primera operación que deberá realizarse consistirá en comprobar el estado de las conexiones de la batería siguiendo el mismo procedimiento que hemos explicado en el texto relativo a la figura 1 de este capítulo. La conexión del negativo es muy importante que se halle muy firme pues, de otro modo, puede ser causa de que la corriente que pasa de la batería al motor de arranque sea muy débil y ello impida la puesta en movimiento del arranque.

Si después de haber hecho lo indicado hasta este momento vemos que el motor no gira, la causa ha de deberse forzosamente al mal estado del mismo motor de arranque. Lo primero que hay que comprobar de él es si el piñón que engrana con la corona del volante del motor tiene los dientes en buenas condiciones. En especial en los vehículos viejos es frecuente que la corona tenga algunos dientes desgastados y al engranar en ellos el piñón del motor de arranque, éste quede bloqueado.

Para quitarlo de esta falsa posición (que no podréis ver con vuestros ojos pero que habéis de suponer que así ocurra) se debe proceder de la siguiente manera:

  1. Se corta el interruptor de encendido de forma que no circule corriente por el circuito de encendido.
  2. Se coloca una marcha larga, por ejemplo, la cuarta o quinta velocidades.
  3. Se desfrena el automóvil de modo que no tenga echado el freno de mano.
  4. Se sale al exterior del coche y se le imprime un movimiento de vaivén de unos, aproximadamente, 20 a 30 centímetros.

Después de esta operación es casi seguro que el piñón se soltara y accionando de nuevo la llave de contacto en posición de arranque, es posible que el motor de arranque arrastre al motor del automóvil y éste se ponga en funcionamiento. Ahora el piñón se habrá desatascado. A lo mejor funcionará el motor de arranque perfectamente bien durante muchos posteriores intentos, pero llegará un momento en que la avería se reproducirá.

Este tipo de avería es un «aviso» de que el motor de arranque o la corona han de examinarse por un mecánico experto. De cualquier modo, si después de haber hecho las pruebas aquí indicadas, el motor de arranque tampoco funciona, se tendrá que pasar a realizar las operaciones de puesta en marcha manual que se explican en el próximo capítulo 6.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *