Forma manual de poner en marcha un automóvil

Si la batería está muy baja de carga, de modo que no dispone de la suficiente energía como para poder mover el motor de arranque, pero los focos se encienden y todas las demás lámparas lo hacen, la puesta en marcha no es imposible si se realiza por otros métodos, evidentemente de emergencia. Estos son los métodos que vamos a describir en el presente capítulo. Es innegable que el arranque por medio de una batería y un motor de arranque tiene enormes ventajas de comodidad ya que no requiere de ningún tipo de esfuerzo físico por parte del conductor, pero tienen el inconveniente de que pueden presentarse los casos que hemos visto en el pasado capítulo 5.

Una batería poco cuidada puede descargarse por sí misma y tras un período relativamente corto de inactividad quedarse vacía de toda carga. No digamos lo que puede pasar si el coche ha dormido a la intemperie durante una noche muy Iría, en cuyo caso la baja temperatura ha enfriado y espesado el líquido interior de la batería, de modo que la reacción química que determina en ella el almacenaje de la energía eléctrica, se produce ahora con mucha dificultad. Ni tampoco pongamos el ejemplo de que, por descuido, nos hayamos dejado encendidas todas las lámparas de posición durante toda la noche, en cuyo caso la batería puede haber cedido toda su carga y dejamos sin ella a la hora de la puesta en marcha matutina.

Pues bien: Ante estas situaciones adversas podemos considerar que, en la mayoría de los casos, la puesta en marcha no es imposible sobre todo si disponemos de espacio y de la suficiente fuerza física o ayuda por parte de otra persona.

Tres son los procedimientos que podemos llevar a cabo y que vamos a explicar seguidamente. Entre ellos deberemos elegir, según las circunstancias en que nos hallemos, el que resulte más adecuado. Estos procedimientos son:

  1. Aprovechando una pendiente.
  2. Reclamando ayuda para que nos empujen.
  3. Procedimiento en caso de no disponer de ninguna de las condiciones anteriores.

Vamos a ver, por separado, la forma de operar en cada uno de estos tres sistemas de emergencia.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)



Un comentario en Forma manual de poner en marcha un automóvil

  1. Juan Bonet Dice:

    Estimados Sres.

    Sólo quería comentar, que en muchos vehículos, que usan sistemas electrónicos para la gestión del encendido y la alimentación del motor, está completamente desaconsejado por el fabricante, el arranque por accionammiento mecánico del motor, sin contar con una tensión óptima y estable, en el circuito eléctrico, capaz y suficiente de alimentar correctamente, todos los dispositivos eléctricos que configuran la gestión del motor.

    Por otro lado, apuntar, la imposibilidad de arranque de un vehículo, a través de la actuación mecánica sobre la transmisión, cuando éste está dotado de un sistema de cambio automático de velocidades, puesto que el convertidor de par imposibilita la acción pretendida.

    Un cordial saludo.
    Juan Bonet.
    Ingeniero Industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *