Cómo solucionar problemas de frenos

Para comprobar si hay problemas con los frenos, se pisa el pedal prestando atención a cómo el pedal se siente bajo su pie y evaluando la sensación. Los siguientes pasos le indican lo que debe sentir independientemente si su coche es un Seat, Ford, Opel Peugeot…

Encienda su motor, pero con el freno de mano. Con el vehículo en reposo, aplicar una presión constante al pedal de freno. ¿Se siente esponjoso? Si es así, es probable que tenga aire en sus líneas de freno. La corrección de este problema no es difícil, a menos que los frenos tengan ABS u otros sistemas de frenos sofisticados, es probable que pueda hacer el trabajo usted mismo con la ayuda de un amigo y los recambios que necesita su SEAT.

Si el pedal se hunde, el cilindro maestro está defectuoso, y eso es peligroso. Suelte el freno de estacionamiento y conduzca alrededor de la manzana, deteniéndose de vez en cuando. Note como se requiere mucho esfuerzo para llevar su vehículo a parada. Con frenos de potencia, el pedal debe quedar a 3 cms del suelo del coche. (Si usted no tiene frenos de potencia, el pedal debe quedar a más de 6 cms.)

Cómo solucionar problemas de frenos Autos

Si usted siente que sus frenos son bajos, bombee el pedal de freno un par de veces a medida que circula alrededor. Si el nivel de líquido de frenos en el cilindro maestro es bajo, comprar el líquido de frenos adecuado para su vehículo y añadir líquido a la línea de “Full” de su cilindro maestro. Compruebe el nivel de fluido en el cilindro de nuevo en unos días. Si encuentra que el líquido no está bajo, llévelo con cuidado a un mecánico.

Los frenos de disco se ajustan automáticamente y no precisará ningún ajuste. Los frenos de tambor también tienen dispositivos de ajuste automático que deben mantener los frenos de tambor correctamente ajustados. Si alguno de los componentes de auto-ajuste en los frenos de tambor se pegan o rompen, los frenos de tambor no se ajustarán a medida que se desgastan.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *