Asientos desplazables para el automóvil

Lo más importante de estos asientos es el juego de palancas de que se hallan equipados para lograr transmitir el movimiento recibido, de un motor eléctrico, al asiento, y hacerle adoptar diferentes posiciones (Fig. 31). La figura 32 muestra la instalación del dispositivo y su cableado sobre un automóvil.

Dicha instalación consta de un motor eléctrico

(1) que es puesto en circuito mediante el interruptor, (2) colocado en la parte baja del asiento. El motor lleva un relé (3) y dos embragues magnéticos (4 y 5), uno de ellos, el primero, paramiento longitudinal, y el otro (5) para facilitar el movimiento de arriba abajo o viceversa.El motor mueve el eje dentado (6) y, según la posición del interruptor, se conecta uno u otro de los embragues magnéticos, lo que ocasiona la subida o bajada del asiento o su desplazamiento hacia atrás o hacia adelante. La instalación se halla protegida por varios fusibles. En 7 puede verse la colocación de uno de ellos.

Fuera de las averías posibles del motor —que son iguales para todos los accesorios dotados de él— y del interruptor, las averías eléctricas son muy pocas. Las mecánicas se deben sólo a desajustes de las palancas o al mal juego de alguna articulación.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *