Casos de modificaciones en los códigos del cierre centralizado del automóvil

Casos de modificaciones en los códigos del cierre centralizado del automóvil

Si los códigos no estuvieran facultados para ser modificados, podrían ocasionar grandes molestias y gastos a los usuarios que, por ejemplo, hubieran perdido el telemando o que, sencillamente, quisieran personalizar el equipo de mando a distancia. Por esta razón, es necesario que el equipo tenga la suficiente flexibilidad como para permitir ciertas manipulaciones que prevean estas contingencias que acabamos de decir.

Es importante que el operario tenga una idea general de la forma de realizar ciertas funciones especiales de programación con los mandos a distancia, y a continuación vamos a dar una idea de la forma de trabajar en este sentido aunque debemos advertir desde el principio que no todos los sistemas son iguales y que, por lo tanto, pueden encontrarse variantes de uno a otro fabricante, posibilidad que el operario debe tener en cuenta.

Los casos que vamos a considerar serán los siguientes:

  • Personalización del receptor.
  • Memorización de nuevos códigos.
  • Programación manual.

Personalización del receptor

Ya hemos dicho que cuando el mando a distancia se prueba en fábrica se hace con un telemando que lleva grabado un código estándar, y la prueba no tiene más objetivo que comprobar el perfecto funcionamiento del equipo. Cuando el vehículo se entrega al usuario, este código debe ser el mismo que está grabado en el telemando que se le proporciona yen este momento es necesario hacer ciertas modificaciones de programación para adaptar ambos aparatos. Esto es lo que se llama personalización del receptor.

Casos de modificaciones en los códigos del cierre centralizado del automóvil Glosario y Manuales

La forma de actuar vamos a verla seguidamente y nos vamos a ayudar de la figura 28. Los trabajos que es preciso llevar a cabo, y por el mismo orden, son:

  1. Mantener apretado el pulsador de memorización del código (B) tal como indica el dibujo 1 de la figura 28. A continuación, y sin dejar de apretar el pulsador, se verá que el led se enciende (dibujo 2) lo que indica que el receptor de rayos infrarrojos está ahora a la espera de recibir el código que se ha de programar.
  2. Sin soltar el pulsador de memorización, de la forma que vemos en el dibujo 3, apretar y soltar el pulsador del telemando frente al receptor.
  3. Cuando el receptor recibe la orden del nuevo código, el led (A) se apaga (dibujo 4). Cuando esto ocurre se debe soltar el pulsador (B).
  4. Ahora se verá que durante unos quince segundos el led destella (dibujo 5) con lo que nos da a entender que ha captado el código nuevo y lo sustituye por el del telemando. La operación se puede dar por terminada a menos que no se quiera introducir también otro u otros nuevos códigos pertenecientes a otros tantos telemandos. Si es así pasar a la operación 5.
  5. En el dibujo 6 tenemos el caso de la introducción de nuevos códigos adicionales. Mientras está dando destellos el led del dibujo 5, apretando de nuevo el pulsador B (dibujo 6) se puede introducir otro código.

También hay la posibilidad de introducir códigos nuevos por los sistemas que veremos a continuación, cosa que se hace por si los códigos se introducen después de haber pasado tiempo desde la introducción del primero. Veámoslo a continuación.

Memorización de nuevos códigos

En este caso se plantea el trabajo de introducir un nuevo código cuando el original ya fue grabado a su tiempo. La forma de hacerlo es la siguiente, y por el mismo orden indicado tanto en el texto como en la figura 29.

  1. Comenzar por apretar el pulsador de memorización de código (B) como se indica en el dibujo 1 de la figura 29. Transcurridos dos segundos el led (A) emite un breve destello.
  2. Manteniendo el pulsador de memorización del receptor siempre pulsado, tal como indica el dibujo 2, apretar y soltar el pulsador del telemando cuyo código ya estaba programado en el receptor.
  3. Continúa siempre apretado el pulsador del receptor. Después de la operación anterior, el led (A) se debe encender (dibujo 3) con lo que se indica que el receptor está preparado para la recepción del nuevo código.
  4. Seguimos con el pulsador del receptor apretado y el led encendido tal como indica el dibujo 4. En este momento, encarar el telemando y apretar y soltar su pulsador.
  5. Transcurridos 0,5 segundos, el led (A) se apaga lo que indica que ha recibido el código, tal como se aprecia en el dibujo 5. Ahora ya puede soltarse el pulsador del receptor (B).
  6. Después de soltar el pulsador del receptor (B) el led se mostrará parpadeante durante unos quince segundos (dibujo 6). Transcurrido este tiempo la programación del nuevo código se habrá producido.

Programación manual

El sistema que acabamos de describir es el de programación automática. También existe la posibilidad de grabación manual especialmente útil cuando el usuario no dispone del telemando por haberlo extraviado. De no ser por esta función debería cambiarse todo el equipo, pero si el usuario conserva el número de su código, todo puede arreglarse fácilmente de la manera que vamos a explicar a continuación.

Las operaciones a realizar son las que nos muestra la nueva figura 30 y deben llevarse a cabo de la siguiente forma.

  1. Comenzar por apretar dos veces el pulsador de memorización del receptor (B). Con esta operación se verá que el led se ilumina tres veces y luego se apaga, situación en la que permanece durante 2,5 segundos.
  2. Cuando, después, el led vuelve a encenderse, tal como muestra el dibujo 2, el operario deberá apretar el pulsador un número de veces igual al primer número del código conocido, de acuerdo con la tarjeta que le haya proporcionado el usuario. Cuando el primer número es un cero, no debe hacerse ninguna pulsación y esperar al tercer paso.
  3. Una vez recibido el número por parte del receptor, esperar 2,5 segundos iluminado, pero luego se apaga (dibujo 3) durante otros 2,5 segundos.
  4. Pasados los citados 2,5 segundos de apagado, el led vuelve a encenderse tal como muestra el dibujo 4. Ahora es el momento de apretar el pulsador de nuevo tantas veces como represente el segundo dígito del código.
  5. A partir de este momento se reproduce la situación de la operación señalada en el anterior apartado 3, es decir, paradas de 2,5 segundos (dibujo 5).
  6. Cuando el led vuelve a iluminarse (dibujo 6), se llevan a cabo en el pulsador de memorización tantas pulsaciones como representa el tercer número del código.
  7. De nuevo existe la pausa de los 2,5 segundos y luego el apagado del led durante otros 2,5 segundos (dibujo 7).
  8. Por último, cuando el led vuelve a encenderse se pulsa el cuarto y último número del código (dibujo 8).
  9. Si la operación ha sido realizada correctamente y los números introducidos corresponden al código, el led lo pone de manifiesto por medio de su iluminación intermitente, tal como se indica en el dibujo 9. En esta posición está en condiciones de memorizar otro nuevo código. Si no lo hay, con el pulsador de memorización apretado, el operario deberá apretar y aflojar el pulsador del telemando. Si pasados 0,5 segundos el led se apaga será señal de que el receptor se ha hecho cargo del código con el que se le ha reprogramado.

Éstas son las características generales a destacar del uso de los aparatos de mando a distancia que son bastante comunes en los automóviles de un precio medio y alto. Con ello damos por terminado lo relativo a los equipos de cierre centralizado.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Un comentario en Casos de modificaciones en los códigos del cierre centralizado del automóvil

  1. JULIO Dice:

    que alguien me ayude,nesecito un vci 2 para scania,que tenga sops y sdp 3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *