Accesorios eléctricos del automóvil

El uso de la corriente eléctrica como energía para dotar de movimiento a pequeños motores ha dado pie a la inclusión de una gran cantidad de pequeños accesorios que han proliferado a lo largo del tiempo y que tienen la finalidad o bien de proporcionar al conductor información complementaria sobre el estado del motor, o bien evitarle movimientos físicos que pudieran distraerle de su función específica de concentrarse en la conducción.

La complicación aparente que podemos observar frente a un esquema eléctrico general de una instalación de automóvil viene provocada, precisamente, por la gran cantidad de aparatos eléctricos cuya suma origina los espesos mazos de cables y que hoy en día es necesario que el carrocero conozca. Hay que reconocer que la utilización de la electricidad resulta el medio más barato y efectivo que está al alcance del diseñador para llevar a cabo la materialización de una gran cantidad de accesorios y ello justifica su proliferación. Como veremos a lo largo del presente capítulo, desde el punto de vista de lo que implica trabajar la carrocería de un automóvil, es necesario que se conozca el esquema de su integración en la instalación eléctrica general.

Sólo aparentemente, su complicación puede parecer enrevesada pero ya veremos que esta impresión se trata más de una apariencia que de una realidad. De la misma forma que tenemos por costumbre, vamos a estudiar en el presente capítulo los accesorios eléctricos de un automóvil moderno relacionándolos también con los esquemas de integración a la instalación eléctrica, condición que estimamos de la mayor importancia para el mecánico, con el fin de que pueda tener un concepto claro sobre la forma de operar en caso de avería de estos elementos.

Los accesorios que vamos a tratar serán:

  • Elevalunas eléctricos.
  • Luneta térmica.
  • Encendedor eléctrico.
  • Cierre centralizado.
  • Bloqueo de puertas con mando a distancia.
  • Asientos desplazables.
  • Retrovisores exteriores eléctricos.
  • Techo corredizo de accionamiento eléctrico.
  • Asientos calefactores.
  • Pequeños accesorios varios.

Por este mismo orden vamos a ocuparnos de los accesorios que se acaban de relacionar. Aprovechamos este momento para decirle al lector que, como seguramente habrá podido observar, todavía el automóvil dispone de un mayor número de accesorios que no están relacionados en la anterior lista. Ello se debe a que son de origen específicamente electrónico y, por lo tanto, se estudian en el tomo, de esta misma enciclopedia, dedicado a la electrónica.

Tales accesorios son, entre otros, las alarmas, los mandos automáticos de luces, los antirrobos y sistemas de antiarranque, los programas de síntesis de voz, las tomas de diagnóstico, los chivatos de exceso de velocidad, los radioteléfonos, autorradios, etc. Todo ello se puede ver con detalle en el tomo de electrónica citado. Pues bien, sin más preámbulos vamos a pasar al estudio de estos pequeños accesorios eléctricos que acabamos de relacionar siguiendo el mismo orden en que han sido nombrados.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Un comentario en Accesorios eléctricos del automóvil

  1. Efren Sanchez Dice:

    Muchas gracias, la informacion es de gran utilidad y mas a gran distancia y sobre todo en espa#ol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *