Unión por soldadura en los automóviles

Unión por soldadura en los automóviles, soldadura eléctrica y esmerilado de la plancha

El procedimiento más corriente de unión de planchas en la carrocería es que se lleva a cabo por medio de soldadura eléctrica por puntos (Fig. 5). Las planchas así ensambladas son más difíciles de separar ya que su unión es más sólida, y esta desunión solamente se puede llevar a buen término a base de separar las planchas en aquellos puntos en que están las soldaduras, las cuales hay que deshacer.

Generalmente los puntos de soldadura se aprecian a simple vista, sobre todo por la parte interior de la misma plancha, pero a veces, en la parte exterior, los puntos de soldadura pueden estar disimulados por un aporte superior de masillas y pintura, de modo que antes de proceder a los trabajos de desunión de las planchas hay que proceder a rascar la chapa para que queden al descubierto todos los puntos de soldadura desde los cuales se tendrá que actuar para separar las chapas. Los puntos de soldadura aparecen sin dificultad en cuanto la plancha es ligeramente esmerilada.

Esta operación se puede llevar a cabo del modo que muestra la figura 6, pero en todo los casos hay que tener siempre en cuenta que cuando se separan dos planchas será siempre señal de que una de ellas se retira por inservible, pero la otra vamos a continuar utilizándola ya que sobre ella soldaremos de nuevo la plancha que sustituye a la deteriorada. Por esta razón resulta absolutamente necesario que al efectuar la operación de esmerilado, del modo que nos indica la figura 6, pongamos especial atención a que, al efectuar la canal que el borde de la muela de disco rígido produce sobre la plancha, no solamente hagamos esta canal por el lugar donde se encuentran los puntos de soldadura, sino también con una profundidad muy pequeña para que no llegue a afectar a la plancha inferior que es la que no hay que dañar.

El procedimiento de la muela también puede servirnos para llegar a separar la plancha que se debe retirar de la fija, llegando en parte al corte de la misma, tal como se ve en la figura 7, pero este tipo de corte de la plancha solamente se debe llevar a cabo cuando se tiene una verdadera práctica en el uso de la muela, pues resulta de una ejecución bastante difícil, precisamente por el peligro que se corre de aplicar la muela más tiempo del preciso sobre un punto y llegar a debilitar la plancha de la pieza que hay que conservar. Por ello se prefieren otros sistemas de separación que son más fácilmente controlables por el operario, tal como explicaremos muy pronto, y solamente se usa el esmerilado, en este sentido de corte, cuando se trata de determinados tipos de uniones en las que no pueden usarse otras técnicas más seguras como son el taladro o el serrado, o, incluso, el corte por llama, como ya se verá.

Para mayor comprensión del sistema utilizado con la muela veamos la figura 8 en la que se hallan esquematizados los perfiles que ya vimos en las figuras 6 y 7. En 8 (A) nos encontramos con la posición natural que adoptan las dos piezas, mientras el punto negro señalado con la flecha indica el punto de soldadura que, en unión de otros muchos, mantiene ambas piezas en unión. En la figura 8 (B) nos encontramos con el modo como la muela (1) actúa sobre el mismo punto de soldadura, pero con mucho cuidado de no afectar ala plancha de la pieza que no hay que desmontar porque vamos a tener que aprovecharla seguidamente.

Unión por soldadura en los automóviles Glosario y Manuales

Al margen de este sistema de corte existen otros procedimientos que son, en principio, más utilizados y que dan mejores resultados por su mayor facilidad de llevar a término. Estos procedimientos, que vamos a explicar por separado, son los siguientes:

  1. Perforación por taladrado.
  2. Corte de la plancha.
  3. Corte de los puntos.
  4. Separación de planchas remachadas.



Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *