Perforación por taladrado en automóviles

Perforación por taladrado en automóviles

La forma más efectiva, correcta y sencilla de liberar la pieza de los puntos de soldadura se lleva a cabo con el uso directo de una broca especialmente concebida para este trabajo, la cual dispone de una forma como la mostrada en la figura 9. Esta broca es, en realidad, una fresa, ya que corta como ella pero se ajusta muy bien al diámetro del punto de soldadura.

Con este tipo de broca la ejecución del trabajo es muy rápida, sobre todo cuando se tiene práctica en su utilización, ya que con una sola aplicación se consigue deshacer el punto de soldadura sin necesidad de realizar dos operaciones como ocurre en los otros procedimientos que explicaremos más adelante. La broca puede ser de 6 u 8 mm de diámetro, siendo aconsejables las primeras para el caso de planchas muy finas en donde los puntos son más pequeños, mientras las segundas se utilizan para sacar los puntos de soldadura de las planchas normales que son las más corrientes en el conjunto de la carrocería del automóvil.

Su aplicación se lleva a cabo con una taladradora de mano y con la debida sensibilidad para cortar exclusivamente el trozo de plancha donde se encuentra el punto de soldadura. Con un poco de práctica puede conseguirse sacar estos puntos con gran rapidez y exactitud. Una vez sacados los puntos de soldadura se necesitará aplicar el buril para separar las planchas.

La figura 10 nos muestra un dibujo donde se indican aquellos lugares de la carrocería en los que es más favorable el uso de este sistema de sacar puntos. Sitios como el piso, el interior de las aletas, los pasarruedas, etc., son los más indicados.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *