Masillas pulverizadas para el automóvil

El sistema que ofrece mayor garantía para una buena protección contra los impactos de elementos duros es el de las masillas pulverizadas, es decir, aplicadas mediante pistola de presión. Existen varios tipos y marcas entre los que encontramos, por ejemplo, la masilla 561 (Teroson 6018), de probada eficacia y recomendada por diversos fabricantes de automóviles. Este tipo de masilla pulverizada debe utilizarse de la forma que vamos a describir a continuación.

Lugares de utilización

Las partes de la plancha más necesitadas de masillas pulverizadas antigravilla son aquellas que forman parte de los bajos de la carrocería, especialmente los pasarruedas.
También recibe golpes importantes que no hay que olvidar, la parte lateral inferior de la plataforma de la carrocería.

Todas estas partes deberán tratarse con una masilla como la que nos ocupa ahora. Dado el alto grado de protección anticorrosión que también posee esta masilla, se aconseja igualmente su uso en todas las uniones de plancha y en los engatillados. En la figura 113 se tiene, indicadas por las fechas, una gran cantidad de puntos en los que resulta conveniente el uso de estas masillas en una carrocería.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *