Encendido electrónico del motor del automóvil

El tipo de encendido que acabamos de describir resulta en la actualidad muy poco frecuente aunque aún se conserva en motores pequeños y automóviles de poco precio. Lo más corriente es que se haya sustituido el ruptor mecánico por un ruptor electrónico y el Avance de encendido de masas polares haya sido sustituido por un modulo electrónico que determina el grado de avance de cada momento no solo en función de la velocidad a que está girando el cigüeñal, sino también en virtud del estado del valor de depresión a que se encuentra el colector de admisión en cada momento. Esto hace que las curvas de avance dispongan de muchas líneas en forma de sierra, pero todo ello contribuye a la mejor situación de la presencia de la chispa en las bujías y con ello al máximo rendimiento del motor.

Las desventajas que presenta el ruptor mecánico son, especialmente, las derivadas del hecho del continuo desgaste a que está sometida esta pieza con los continuos golpes que recibe para su abertura y cierre. Ello hace que el contacto eléctrico no siempre sea bueno y también que el corte o interrupción del circuito se produzca de una numera irregular según la medida de separación de los contactos cuando están separados en una posición máxima.

Por otro lado, como que la corriente del arrollamiento grueso de la bobina es bastante importante, el material de los contactos del ruptor se calienta mucho y ello comporta su progresiva y relativamente rápida degradación. Ello también afecta a la calidad de la chispa resultante y mandada a las bujías. En lo que respecta al avance de encendido las ventajas son todavía mayores en el sistema electrónico porque un distribuidor de tipo mecánico necesita disponer de dos avances, el centrífugo descrito, y otro, de vacío. Pero, a pesar de ello, tampoco consigue la perfección que se logra con el avance electrónico ya que éste se vale de los resultados encontrados en todas las condiciones de prueba del motor, probado funcionando sobre un simulador llamado banco de pruebas. Los resultados más favorables son memorizados por el módulo electrónico y cuando estas situaciones memorizadas se reproducen, durante la marcha, en el motor, el módulo aplica el tipo de avance más adecuado según los parámetros que le indican sus sensores y el resultado es óptimo.

Los equipos de encendido electrónico tienen muy pocas averías (aunque cuando lo hacen paralizan por completo el automóvil) y permiten una más larga vida a las bujías, ya que éstas reciben una corriente de alta tensión que es varios miles de voltios superior a la que reciben los equipos de origen mecánico, de modo que no es necesario realizar el cambio de las bujías hasta que han transcurrido muchos kilómetros. La descripción detallada del equipo electrónico sería bastante complicada para que fuera comprendida por quienes no tienen una básica formación en el terreno de la electrónica. Por el momento no vamos a extendernos más sobre este tema. Veamos, para finalizar, en la figura 26, el lugar ocupado por el módulo de encendido en un motor muy popular de la marca FORD.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Un comentario en Encendido electrónico del motor del automóvil

  1. juan fernando Dice:

    tengo un automóvil Opel Safira apareció un testigo con el dibujo de un auto y una llave de punta al medio hacia arriba en el manual dice que puede ser averia electrónica ,que tengo que revisar? gracias .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *