Dos versiones diferentes, costosas y satisfactorias

Dos versiones diferentes, costosas y satisfactorias

BMW pondrá a la venta el próximo 14 de junio el nuevo Compact. El precio para el 316 ti es 3,8 millones y para el 325 ti 5,3 (361.000 pesetas menos que una berlina equivalente). Estos precios resultan superiores a modelos equivalentes en Audi, en torno a un 5% , y menos caros que los Mercedes equivalentes, alrededor de un 20 por ciento. En BMW nos han dicho que no tienen ninguna intención de realizar una carrocería de 5 puertas para este coche, «para eso ya está la berlina» y de momento no hay motores Diesel, pero los habrá.

Al comparar con la generación anterior del Compact, se advierte un incremento de precios alto, pero conviene no olvidar que el anterior Compact dejó de fabricarse en septiembre de 1999.

La diferencia de potencia entre los dos modelos que aparecen ahora es tan grande, que para el conductor resultan dos coches diferentes. El 316ti es agradable, responde bien, permite alcanzar 200 km/h y sirve para tener un BMW para todo uso por menos de 4 millones de pesetas. El 325 ti es muy potente, permite circular muy rápido y notar sensaciones similares a las de la competición.

Su equilibrio entre motor y chasis es fascinante y, dotado del sistema de control de estabilidad, permite circular muy rápido en zonas de curvas, con la satisfacción para el conductor que quiera conducir y con elevado grado de seguridad.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *