Desmontajes previos a la reparación del automóvil

A la vista de los daños supongamos que se determina sustituir todo el revestimiento posterior y la aleta. Será cuestión de ponerse manos a la obra y comenzar por el desmontaje de todas las partes que pueden impedirnos el trabajo. La primera operación va a consistir en desmontar todas aquellas partes mecánicas y eléctricas que puedan presentar alguna dificultad para el trabajo del corte de las planchas que se hallan deformadas, así como que puedan ser perjudicadas por el uso del soplete.

Mucha atención al depósito de gasolina que suele ocupar la parte baja de la zona trasera, y también a los conductos que transportan el combustible. Puede ser necesario su desmontaje. También los mazos de transporte de la corriente eléctrica son delicados y puede ser necesaria su protección (todo ello, por supuesto, después de haber desconectado la batería). También se tendrán que quitar las alfombras, la rueda de repuesto, etc.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *