Determinación de las piezas a sustituir del automóvil

Ante un golpe de estas características conviene, antes de desmontar plancha alguna, comprobar cuales han sido las piezas especialmente afectadas, para hacerse con ello cargo completo de la deformación, y proceder a su reparación. Como ya hemos estudiado en todos los ejemplos de casos de este tipo, deberemos primero comprobar las cotas esenciales del cofre de equipajes para ver si los apoyos de la suspensión trasera han sufrido desviación.

También se deberá hacer lo mismo examinando a fondo el pasarruedas y, si el golpe no lo pone de manifiesto, compruébese también, no obstante, las cotas diagonales del vano del cofre de equipajes para evaluar de este modo la importancia del golpe y determinar la estrategia de la reparación. Una vez comprobadas las mediciones, por medio de los gatos hidráulicos o de la escuadra,y realizadas las modificaciones provisionales convenientes en la plancha deformada (con el fin de recuperar una forma lo más parecida, en líneas generales, a la de origen) es cuando se debe decidir cuáles serán las piezas de plancha que deberán sustituirse, cerciorándose de que las que formen las estructuras no se hayan visto afectadas.




Califica este Artículo:
4 / 5 (1 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *