Desmontaje del absorbedor de choque del automóvil

Fundamentalmente se han tenido siempre muy en cuenta los accidentes en los que el automóvil recibe golpes delanteros o traseros (de ahí la presencia de los paragolpes o antiguos parachoques) pero sólo hasta la última década del siglo xx se han tomado en serio las medidas de seguridad pasiva suficientes para proteger a los ocupantes de los golpes laterales que, por otra parte, no son nada infrecuentes. Una de estas importantes medidas la ha constituido la presencia de los llamados absorbedores de golpes que, unidos a ambas partes de la barra de refuerzo, están capacitados para hacerse cargo de una buena parte del impacto en caso de choque lateral.

En la figura 8 tenemos el aspecto que presenta el absorbedor de golpes en una puerta como la que estamos desmontando hasta el momento, y tal como se ve al retirar el guarnecido. El absorbedor consta de dos partes, una interior, que es la que se presenta a la vista en cuanto se ha sacado el guarnecido, y otra, exterior, que se encuentra inmediatamente después. El desmontaje debe comenzar, lógicamente, por la extracción del absorbedor interior.

Figura 8. Posición y desmontaje del absorbedor de choque interior.

(A) Clips de sujeción que hay que liberar.

(B) Peón de asentamiento.

Figura 9. Desmontaje del absorbedor de choque exterior colocado por delante de la barra de refuerzo.

(T) tuercas que sujetan el absorbedor.

Para sacar este elemento se debe actuar de la manera que informa la figura, es decir, sacando los dos clips (A) y luego levantando ligeramente el absorbedor interior para liberarlo de su peón de fijación (B) que se encuentra en su base. No en todos los casos resulta tan fácil la extracción de este elemento ya que puede estar obstaculizado por alguna varilla de mando de apertura de la puerta pero, sobre el terreno, el planchista ya verá la organización de todos estos elementos internos de la puerta y la manera más adecuada para conseguir la extracción del absorbedor (por supuesto, en el caso de que ello fuera necesario, como puede ocurrir cuando se trata de reponer estos elementos en una puerta nueva de repuesto como consecuencia de haber desechado por accidente la puerta original).

En cuanto al absorbedor de choque exterior vemos que éste se encuentra debajo mismo del absorbedor de golpes interior que acabamos de retirar. Esta posición podemos verla en la figura 9. El desmontaje resulta ahora bastante más complicado porque entre el absorbedor interior y el exterior suelen encontrarse el cristal deslizable de la ventanilla y el conjunto de palancas del elevalunas, elementos que, en la gran mayoría de los casos, es necesario retirar previamente si se quiere conseguir el desmontaje del absorbedor exterior. Volviendo a la figura 9 tenemos que retirar las cuatro tuercas (T) para conseguir el desmontaje que ahora nos proponemos.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *