Corte de las planchas del automóvil

Para el estudio que sigue vamos a utilizar como ejemplo la carrocería de VW Golf. Será preciso, en primer lugar, buscar la documentación técnica referida a dicho modelo. Las dos piezas básicas a sustituir serán el estribo (Fig. 22) y el montante o el pilar central izquierdo (Fig. 23). Como es lógico, la longitud de las piezas que deberá desecharse dependerá de la importancia de los daños. Será el propio planchista quien tendrá que determinar el punto por el que se tengan que cortar las planchas deterioradas de modo que la parte que se aproveche se encuentre siempre en perfectas condiciones.

Los primeros cortes deberá complementarlos con el arranque de la plancha de revestimiento que queda próxima a puntos de soldadura, operación que, como es norma general en estos casos, se lleva a cabo por medio del martillo neumático o, en su defecto, con la ayuda de un cincel y un martillo. De igual modo se tendrá que trabajar también con el martillo neumático para extraer la plancha por la parte baja del estribo (Fig. 24). El corte seguirá la línea de puntos.

Corte de las planchas del automóvil Glosario y Manuales

A continuación, y por la parte interior de la carrocería, se tiene que pasar a desprender la parte de la base del montante central que se halla unida al piso de la carrocería.
En la figura 25 aparecen las líneas de corte del montante y pilar central. Los detalles incluidos en los dos círculos muestran dichas líneas vistas por la parte interior. Una vez realizadas todas estas operaciones previas de corte ya se deberá desprender todo el conjunto de la plancha de revestimiento del estribo y también del pilar o montante central, todo lo cual podrá ser retirado y, generalmente, echado a la chatarra.

Para terminar correctamente la operación de desmontaje de las planchas deterioradas nos queda todavía proceder con unas tenazas a la retirada de todos los reales de los bordes de las planchas que han quedado adosados a los puntos de soldadura antiguos. Tras el arranque de todos estos residuos se deberá proceder a hacer desaparecer las cabezas de los puntos de soldadura por el procedimiento clásico de su amolado y luego se deberá hacer un repaso de todos los bordes con un martillo y un tas hasta conseguir el perfecto alineamiento de las pestañas que hayan de recibir las planchas nuevas.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *