Estudio de los daños de la carrocería

Cuando se tiene práctica y se conoce el tipo determinado de carrocería con el que se está trabajando, se puede diagnosticar fácilmente y con acierto el tipo de sustitución de planchas que se va a tener que llevar a cabo, incluso antes de desmontar las piezas.

Ante una colisión cabe siempre la posibilidad del enderezado de las planchas con herramientas hidráulicas o a mano (según el tipo de deformación) O bien acudir a la solución alternativa que consiste en la sustitución de las piezas afectadas.

De acuerdo con estas dos soluciones típicas, el planchista debe decidirse por el procedimiento que vaya a resultar más económico para solucionar la reparación. Como ya hemos estudiado en otras partes, el sistema de la sustitución suele ser el más económico en cuanto los daños tienen un nivel de deformación importante. Éste es el procedimiento que vamos a tratar en este apartado.

Es posible que ante un golpe de estas características el chasis se deforme (Fig. 20). La solución será pasarlo por la bancada hasta recuperar las cotas originales. Las flechas señalan el sentido en el que hemos de aplicar la fuerza. En la figura 21 vemos el automóvil en la bancada mientras se endereza con una escuadra hidráulica la parte central. La tracción será perpendicular al lateral del chasis y opuesta a la deformación.

Una vez enderezado el chasis, el automóvil ya está listo para la sustitución de las planchas deformadas. No siempre será necesario el uso de la bancada y muchas veces bastará con la sustitución de las piezas afectadas por el golpe.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *