Cerraduras de automóvil de pestillo rectilíneo

Estas cerraduras son las típicas de los capós y portones. Las cerraduras de pestillo rectilíneo pueden ir provistas de llave en el caso del capó del maletero y del portón, o bien sin ella, en el caso del capó del motor el cual, como es bien sabido, se abre por medio de un mando de accionamiento que se halla en el interior del habitáculo. Tanto el desmontaje de estas cerraduras como los trabajos de ajuste que se han de realizar en ellas son los mismos que ya hemos explicado aunque pueden resultar incluso más fáciles de lo que hemos visto hasta ahora.

Figura 20. Portón de maletero y sus elementos.

  1. Portón.
  2. Bisagra.
  3. Tope.
  4. Tapa de la placa de matrícula.
  5. Placa de la cerradura.
  6. Placa del cerradero.
  7. Tope de goma.
  8. Arandela de sellado.
  9. Conjunto de la cerradura.
  10. Llave.
  11. Pasador cilíndrico.
  12. Excéntrica.
  13. Puntal dinamométrico de sujeción del portón.
  14. Bola de montaje de la rótula.
  15. Goma de estanqueidad.

Generalmente, la cerradura del capó va sujeta por medio de tornillos que al retirarlos dejan en libertad todo el mecanismo completo. Los capós del maletero, al igual que los portones y a diferencia del capó delantero, están siempre provistos de cerraduras practicables a golpe y con llave. En la figura 20 aparecen todos los elementos componentes de un portón de maletero (correspondiente a un modelo VW) incluyendo los elementos de sujeción con sus tornillos hexagonales o cruciformes. Los números del 1 al 15, ambos incluidos, corresponden a los elementos que forman el mecanismo de cierre que aparece con más detalle, y totalmente desmontado, en la figura 21. El desmontaje y montaje de todos estos elementos se consigue desenroscando y roscando los diversos tornillos que los sujetan a la carrocería.

Cerraduras de automóvil de pestillo rectilíneo Glosario y Manuales

De la misma forma que hemos explicado para las puertas, también los capós y portones deben ajustar correctamente con su cierre y con sus planchas vecinas. Para ello, y especialmente en el caso de los portones, se deberán efectuar los mismos trabajos de comprobación y ajuste que en el caso de las puertas.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *