Trabajos en una luna encolada de automóvil

Trabajos en una luna encolada de automóvil

La utilización de una goma de contorno para la firme sujeción de una luna es un sistema muy tradicional, pero cada día se practican más otros sistemas de colocación del cristal. Se instalan cristales cada vez más curvados y grandes, enrasados con la carrocería para evitar los pequeños rebufos que resaltes, como la goma de contorno, podrían provocar. De ahí que se haya acudido a encolar directamente la luna sobre la pestaña del marco. Así se consigue mejorar el aspecto aerodinámico.

En este trabajo los aspectos a considerar son los siguientes:

  • La luna encolada. Como puede verse por los dibujos de la parte inferior de la figura 44, la luna se halla pegada a una junta o cordón que a su vez se halla pegada a la plancha de la pestaña del marco. Posteriormente un junquillo de acabado y una goma hacen las veces de embellecedores y tapajuntas.

Esta disposición puede variar de uno a otro modelo, pero en líneas generales todas las carrocerías que adoptan este procedimiento de encolado se basan en una disposición más o menos semejante en cuanto a los perfiles.

  • Montaje de una luna encolada. Para llevar a cabo trabajos de montaje de una luna encolada resulta indispensable disponer de un equipo de productos y de una serie de útiles sin los cuales el trabajo no puede realizarse. En la figura 45 se puede ver uno de estos equipos.

La primera operación que se aconseja llevar a cabo consiste en desengrasar toda la pestaña del marco del parabrisas al que ha de pegarse la luna, utilizando para ello un producto detergente que se conoce con el nombre de wipe. Luego deberá aplicarse el llamado «primario de chapa» también conocido en el taller con el nombre de primer, que es un producto que forma parte del conjunto de materiales necesarios y recomendados para el pegado de lunas.

Trabajos en una luna encolada de automóvil Glosario y Manuales

En la figura 46 se puede ver el marco de un parabrisas sin la luna, donde se ha aplicado este primario de chapa. En el detalle de la parte baja de la figura se observa de una manera destacada la forma de depositar esta pasta. Acto seguido se montan los perfiles en los marcos superior e inferior, para asegurarse del correcto posicionado de la luna con respecto a su enrasado con la plancha exterior de la carrocería (Fig. 47).

Para ello se deberá presentar la luna sobre los citados perfiles, operación que nos va a servir para determinar el calado necesario de la misma y para centrarla. Para realizar esta operación de centrado debemos disponer de calas separadoras, que deberán colocarse en los puntos señalados con las letras a, b, c y d de la figura 47 para conseguir el ajuste de la luna en esta posición correcta. Luego se podrá retirar el cristal para pasar a realizar la preparación del mismo de cara a su montaje.

Ahora conviene pasar a tratar las superficies de los extremos de la luna. La forma de realizar esta operación puede verse en la figura 48. En primer lugar, es necesario proceder a una limpieza desengrasante de todo el contorno de la luna, tanto de la parte de arriba como de la inferior, operación que se hace con un líquido desengrasante (wipe) con un trapo (dibujo A). Seguidamente se prepara todo el borde exterior del contorno con un producto llamado «primario del cristal» que, como en el caso del llamado »primario de chapa» también forma parte del equipo de productos necesarios para el pegado de las lunas. En este caso conviene hacer la aplicación a una distancia de unos 15 mm por todo el contorno de la luna (dibujo B).

Trabajos en una luna encolada de automóvil Glosario y Manuales

Una vez realizada esta aplicación se monta el perfil de goma y se deja secar durante unos cinco minutos. Con ello ya se tendrá preparado, por una parte, la pestaña de plancha del marco y, por otra, la propia luna del parabrisas. A continuación ya se puede pasar a colocar el cordón de pasta adhesiva o «mástic» para pegar sobre el marco de plancha. Para ello se toma la pistola del equipo y se introduce en ella el cartucho después de prepararlo convenientemente de acuerdo con las instrucciones dadas por el fabricante, es decir, perforando la membrana y roscando la boquilla que se recomienda para el tipo concreto de luna con la que estamos trabajando. En la figura 49 se puede ver un equipo de pistola y cartucho de mástic.

El trabajo de aplicación del cordón adhesivo se lleva a cabo pulsando el gatillo de la pistola de modo que salga sin interrupción el mástic formando una junta adhesiva sobre todo el marco del parabrisas (Fig. 50). Aquí se muestran las características que conviene que tenga el cordón en cuanto a su anchura y altura. Estas mediciones aquí recomendadas pueden variar ligeramente según el tipo de carrocería y deben comprobarse en el manual de planchistería del modelo con el que se trabaje.

A continuación se deben colocar las calas separadoras para que el posicionado de la luna sea correcto y definitivo desde el primer momento. Con unas ventosas se sujeta la luna, se levanta y se presenta paralelamente al marco donde ya se encuentra el cordón adhesivo. Ahora llega el momento en que, con toda precisión, se ha de aplicar el cristal sobre el marco y sobre el cordón. Mientras se produce la colocación se ha de verificar que el cordón se aplaste lo suficiente por todo el contorno. Ahora se está todavía a tiempo de hacer un aporte suplementario de junta o cordón adhesivo si en algún lugar éste no resulta de un grosor suficiente, así como para aplastarla con una espátula en lugares donde su grosor fuera excesivo.

Una vez comprobado que la luna queda completamente enrasada con las chapas vecinas de la carrocería, hay que dejarla un tiempo para que se seque la junta, después de lo cual quedará ya perfectamente sujeta y con la necesaria estanqueidad. En muchas ocasiones se aconseja que la colocación de la luna con las ventosas se realice entre dos personas. Si el cristal es grande y resulta pesado, ésta es la mejor solución dada la precisión requerida para esta operación.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *