Normas y comportamientos en el tránsito antes de arrancar

Normas y comportamientos en el tránsito antes de arrancar

La conducción de un vehículo requiere atención exclusiva de parte de quien está al volante. En consecuencia, la concentración es un factor primordial para viajar con seguridad y por esta razón, debe evitar distracciones durante el viaje y gozar de condiciones de comodidad adecuadas. Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

Revisión del vehículo

  • Revise el estado general del vehículo, las llantas, los aceites, el agua, la limpieza de los vidrios y el funcionamiento de las luces.
  • Si el viaje es largo, no olvide revisar o solicitar que le verifiquen
  • Nivel del líquido de frenos.
  • Estado de las bujías.
  • Nivel y condición del aceite.
  • Estado y presión de los neumáticos.
  • Agua y líquido del limpiaparabrisas.
  • Estado de las escobillas limpiaparabrisas.
  • Nivel del agua en el radiador.
  • Estado de los soportes del motor y sus abrazaderas a partes fijas.
  • Líquido de la dirección.
  • Alumbrado en correcto funcionamiento y altura de las luces.
  • Carga de la batería y estado de los bornes.
  • Estado de los frenos.
  • Tanque de combustible lleno.
  • Estado de la dirección
  • Verifique que su equipo de carretera vaya en el sitio apropiado
  • Coloque los paquetes y maletas pequeñas en el baúl y donde no le obstaculicen la visión o le impidan maniobrar con libertad. Quite cualquier cosa que le obstruya la vista de la carretera.
  • Ajuste el asiento del conductor a la distancia apropiada, lo mismo que el espaldar, de tal manera que alcance todos los controles del vehículo (acelerador, freno, embrague, luces, timón, etc.). Para tener una amplia visión de la vía, el cuerpo del conductor debe estar en posición cómoda y equilibrada.
  • Ajuste los espejos retrovisor interior y exterior a la altura de sus ojos, para tener una buena visibilidad sobre ambos lados y la puerta trasera. No debe inclinarse hacia adelante o hacia atrás para mirar por los espejos.
  • No transporte más pasajeros de los autorizados en la tarjeta de propiedad. Un vehículo con sobrecarga le restará comodidad a su conductor. Los niños menores de diez años deben viajar en los asientos traseros.
  • No transporte pasajeros en la parte exterior, o fuera de la cabina del vehículo. Tampoco transporte pasajeros en los estribos de los vehículos.
  • Cierre con llave todas las puertas del automóvil.
  • Abroche su cinturón de seguridad y solicite hacer lo mismo a todos los pasajeros.
  • Asegúrese de que el vehículo está en neutro, antes de arrancar el motor.
  • Encienda y deje calentar el motor, hasta que alcance su temperatura de funcionamiento, si su vehículo lo necesita.
  • Coloque las luces de giro respectivas.
  • Siempre, pero especialmente cuando su carga es tan preciosa por llevar niños, asegúrese de que el vehículo esté en perfectas condiciones para transitar.
  • Nunca ponga el automóvil en marcha, sin haber mirado hacia adelante, atrás y los costados, para asegurarse de que no haya peatones ni tráfico aproximándose. Luego, dé las señales correspondientes e incorpórese al tráfico cuando sea seguro.

No olvide que los buenos conductores mantienen sus vehículos en condiciones seguras de funcionamiento.

Cinturones de seguridad

Es obligatorio el uso del cinturón de seguridad por parte del conductor y de los pasajeros ubicados en los asientos delanteros tanto en vías urbanas como en rurales. En los vehículos modelo 2004 y posteriores, todos los ocupantes deben usar el cinturón de seguridad.

De todas maneras, si su vehículo tiene cinturones de seguridad traseros, acostúmbrese a utilizarlos. Ellos pueden salvarle la vida a sus pasajeros.

En un accidente, los cinturones de seguridad:

  • Evitan que usted sea lanzado del vehículo. En un accidente, usted tiene cinco veces más oportunidades de salvar la vida, si queda dentro de la protección del vehículo. Al estar dentro de un vehículo, los ocupantes se desplazan con su misma velocidad. En el momento de ocurrir un choque, el vehículo se detiene violentamente, mientras que los ocupantes siguen viajando con la misma velocidad original hasta que se estrellan contra el volante, los vidrios o el panel de instrumentos. Un golpe de este tipo, a tan sólo 50 Km/h, equivale a caer de cara contra el pavimento desde un segundo piso.
  • Evitan que usted sea lanzado contra las partes del vehículo, como el volante o el parabrisas.
  • Evitan que usted sea lanzado contra otras personas dentro del vehículo.
  • Mantienen al conductor tras el volante, desde el cual puede controlar el vehículo.

Mitos y realidades

  • Los cinturones de seguridad lo pueden dejar atrapado dentro del vehículo. En realidad, quitarse el cinturón demora menos de un segundo.
  • Los cinturones son buenos para los viajes largos, pero no son necesarios para manejar en la ciudad. Más de la mitad de los accidentes que ocasionan lesiones o muertes, suceden con velocidades bajas y en distancias cerca del hogar.
  • En un choque, algunas personas son lanzadas fuera del vehículo y quedan sin un rasguño.
  • En realidad, sus probabilidades de sobrevivir son cinco veces menores si es lanzado fuera del vehículo.

Cuidados especiales con los niños

  • Los menores de diez años no deben viajar en el asiento delantero.
  • Los menores de dos años cuando viajen únicamente en compañía del conductor, deben hacerlo en el asiento posterior del vehículo y para el efecto se debe utilizar una silla que garantice su seguridad y que permita su fijación a dicho asiento.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *