Normas y comportamientos en carreteras

Normas y comportamientos en carreteras

Cuando viaje por carretera, tenga en cuenta estas recomendaciones:

  • Evite las comidas abundantes o grasosas, porque producen modorra y digestiones pesadas.
  • Evite la conducción continua durante muchas horas. Cuando usted conduce por carretera, el panorama o el paisaje se hace monótono, lo cual puede producir fatiga. El amanecer y el atardecer son momentos especialmente peligrosos, en los cuales hay que extremar precauciones, por ejemplo, disminuir la velocidad.
  • En las anteriores condiciones, el estado de alerta decrece, las respuestas se hacen cada vez más lentas y los elementos que distraen al conductor toman más importancia, al punto que pueden impulsarlo a tomar decisiones inadecuadas.
  • La mayoría de los individuos experimenta algún grado de fatiga cuando maneja por períodos de más de tres horas.
  • Se sugiere tomar un descanso de por lo menos quince minutos, antes de continuar el viaje.
  • El conductor tiene mayores probabilidades de tener somnolencia que los pasajeros del vehículo. Para mantenerse despierto, pida al pasajero que ocupa el asiento de su lado, que le hable.
  • No maneje por más de nueve horas en forma continua, pues aunque haga períodos de descanso regulares, no son suficientes para recuperar el estado de alerta necesario y seguro.
  • En carretera, debe disminuir la velocidad en las proximidades a las zonas urbanas, caseríos, curvas, cruces, paso a nivel, puentes, aglomeraciones de personas, de ganado, entrada y salida de una escuela, etc.
  • Cuando esté ante el peligro de un vehículo que viene de frente y que pueda ocupar su senda, reduzca la velocidad para desviarse a la derecha o detenerse.
  • Cuando circule en carretera con las luces largas encendidas, debe ser cuidadoso de no encandilar a quienes vienen en sentido contrario. Utilice entonces, las luces cortas. Para evitar el encandilamiento, no observe al vehículo que lo produce y fije la vista en la línea blanca que delimita la senda de circulación con la berma.
  • Los buenos conductores manejan a la defensiva, mirando la carretera que tienen delante, así como los objetos que se encuentran a los lados y por detrás. Esta es una buena manera de preveer posibles problemas y tener suficiente tiempo para evitarlos.
  • No olvide observar el tablero con frecuencia, para ver la temperatura, el combustible y las revoluciones.
  • En caso de un desperfecto, retire inmediatamente el vehículo de la faja pavimentada y luego, de la berma, en busca de algún camino lateral o entrada para disminuir el riesgo de accidentes.
  • Tome la precaución de hacer bajar a los ocupantes y sugerirles que se sitúen en un lugar seguro y alejado del vehículo. En horas de la noche, asegúrese de que sus pasajeros portan elementos claros o reflectivos para ser visibles fácilmente.
  • Si el vehículo queda inmovilizado, es obligatorio colocar triángulos reflectivos, para alertar a los otros conductores.

Tenga especial cuidado cuando circule cerca de vehículos en malas condiciones, porque generalmente sus conductores por personas muy descuidadas y son un riesgo potencial para su seguridad.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *