Mala preparación de la mezcla de combustible del automóvil

Una inadecuada preparación de la mezcla de combustible y aire proporcionada al motor, entra dentro de las causas más probables para una falta de potencia cuando el motor no puede decirse que es viejo o que ha sido sometido a esfuerzos excepcionales. Una mezcla excesivamente rica, es decir, con mayor proporción de gasolina con respecto al aire contenido, aumentará el consumo y reducirá sensiblemente la potencia; una mezcla pobre, (con mayor proporción de aire de la debida) producirá malas aceleraciones y, desde luego, una falta de potencia a todos los regímenes de giro del motor.

Como quiera que la preparación de la mezcla se realiza con algunas importantes variantes según el motor esté provisto de carburador o de un sistema de inyección de gasolina, es necesario, frente a esta avería, tratarla por separado para motores con carburador o con inyección.

Generalmente, la falta de potencia ocasionada por este defecto puede permitirnos hacer bastantes kilómetros sin demasiados problemas, pero hay que tener en cuenta que, si el defecto se agudiza, podemos llegar, con cierta facilidad, a un límite en que sea muy difícil continuar o imposible hacerlo, sobre todo en el caso de un enriquecimiento cada vez más progresivo de la mezcla, de modo que es conveniente, en ruta, organizar la parada en algún pueblo importante para que un mecánico revise nuestro sistema de alimentación:

  1. Motores equipados con carburador
  2. Motores equipados con inyección de gasolina



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *