La carburación en el motor del automóvil

La carburación en el motor del automóvil

Con el nombre de carburación entendemos todos aquellos elementos a los que, en un motor, se les encarga el trabajo de la preparación de la gasolina para que sea recibida en la cámara de combustión en las debidas condiciones de consumo.

De entrada, podemos decir que existen dos importantes variantes en la forma y técnica de los dispositivos que llevan a cabo este trabajo. De una parte existe el equipo de inyección de gasolina, que es el más corriente en los automóviles de hoy, y, por otra parte, coexiste también el sistema de carburador que era el sistema universalmente adoptado por los automóviles anteriores a los años ochenta, pero que, debido a la contaminación que proporcionaban y al mayor consumo, están siendo sustituidos en todos los equipos por el sistema de inyección.

En ambos casos el objetivo básico de ambos elementos es:

  1. Llevar la gasolina desde el depósito de combustible hasta el mismo carburador o a la rampa de inyección.
  2. Gasificar la gasolina, es decir, dividirla en finísimas partículas con el fin de que pueda mezclarse rápida y fácilmente con el aire.
  3. Permitir la introducción de esta mezcla en el interior de la cámara de combustión en una cantidad proporcional a las necesidades que el conductor considere oportunas según las condiciones de la marcha.
  4. Disponer de un sistema de enriquecimiento de la mezcla, es decir, un sistema que permita variar la proporción gasolina/aire según las condiciones de marcha.
La carburación en el motor del automóvil Glosario y Manuales

Sin entrar en demasiados detalles técnicos que los puedan aburrir, vamos a ver cuál es el funcionamiento de cada uno de los equipos citados y vamos a comenzar por el carburador que si no es el más corriente, por lo menos es el más sencillo.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *