El carburador del automóvil

Fundamentalmente, el carburador trabaja haciendo que el volumen del aire entrando por su tubo interno sea el que decida la cantidad de gasolina que ha de acompañarle. Esto lo hace de la siguiente forma: al abrirse la válvula de admisión de un cilindro y coincidir esta apertura con el descenso del pistón, en el tiempo de admisión, se produce el vacio en el interior del cilindro y la misma presión atmosférica corre a llenar este vacío. Para aprovechar estas condiciones de funcionamiento se dispone de un tubo (figura 10) que es le único lugar por el que el aire puede pasar con destino a llenar el cilindro.

En el extremo superior de este tubo se instala un aparato que recibe el nombre de carburador (1) que a su vez no es más, inicialmente, que una prolongación de este tubo de admisión (2). En estas condiciones la entrada de aire está asegurada cuando la válvula se abre, pero no así su aportación de gasolina. El carburador consigue dosificar su mezcla por medio de un tubo pulverizador (3) que se coloca en medio de la corriente de aire. Esta corriente, al pasar frente al tubo pulverizador, produce el vacío en el citado tubo y gracias a ello asciende la gasolina que se encuentra en una cuba (4) próxima, permanentemente alimentada de combustible por medio de una bomba y un mecanismo automático de apertura y cierre de la cuba.

Se pretende, con este sistema, que la cantidad de gasolina que se mezcla con el aire sea proporcional al volumen de aire que circula por el tubo (2). Así, cuando pasa gran cantidad de aire sale también por el pulverizador, proporcionalmente, mayor cantidad de gasolina, y de la misma forma y a la inversa, cuando el paso del aire es pequeño la cantidad de gasolina aportada a la corriente de aire es menor.

Este sistema cumple sus compromisos, pero necesita la adopción de muchos dispositivos particulares, cuya descripción y funcionamiento sería demasiado extenso explicar en este libro, mediante los cuales logra una cierta estabilidad y proporcionalidad entre el volumen del aire entrado y el volumen de gasolina aportado, de modo que el sistema de carburador se convierte en una solución técnica excelente por ser barata de construcción y muy efectiva, a pesar de que tiene el inconveniente de que resulta algo derrochadora de gasolina y bastante —o demasiado— contaminante, sobre todo en estos tiempos de masificación del automóvil.

En la nueva figura 11 puede verse todo el esquema general de los componentes básicos de un carburador montado en un motor de automóvil. Aquí nos hallamos frente a dos circuitos que hemos de considerar por separado: De una parte, el circuito del aire y de otra el circuito de gasolina.

El carburador del automóvil Glosario y Manuales

Figura 11. Esquema general de la alimentación por carburador.

  1. Filtro de aire.
  2. Carburador.
  3. Mariposa del carburador (válvula del acelerador).
  4. Colector de admisión.
  5. Depósito de combustible.
  6. Filtro.
  7. Eje de levas.
  8. Bomba de alimentación.
  9. Tubo de impulsión desde la bomba.
  10. Tubo de aspiración del combustible hasta la bomba.

En este esquema podéis ver, en primer lugar, el circuito del aire formado, en primer término, por la presencia del filtro de aire (1) el cual, si está limpio, se hace cargo de las muchas pequeñísimas impurezas sólidas que contiene el aire de la atmósfera, antes de que penetre en el interior del colector de admisión (4). A continuación el aire pasa al carburador (2) desde donde toma gasolina a través del tubo pulverizador y sigue su camino adentrándose a través del tubo. En un punto de este camino encuentra una válvula llamada válvula de mariposa (3), que puede girar sobre sí misma y obturar parcial o totalmente el paso del aire a través del conducto de alimentación de la cámara de combustión. Esta válvula de mariposa es el objetivo final de lo que vosotros accionáis con el pie cuando apretáis, más o menos, el pedal acelerador.

El carburador del automóvil Glosario y Manuales

Cuando apretais a ronco este pedal, esta válvula se abre totalmente y cuando aflojáis el pie y lo sacáis de la tabla y el pedal sube, es señal de que la mariposa está cerrándose o lo que es lo mismo, está obturando el paso de la corriente de aire. Según la posición de la mariposa el volumen del aire que circula por este conducto, llamado colector de admisión (4), es mayor o menor y, como consecuencia de ello, también es mayor o menor la compresión y el resultado de la explosión de la mezcla. Esto es lo que hay que decir, en principio, sobre el conducto de aire.

Por otro lado tenemos que considerar, tal como se ha indicado al principio, que queda también pendiente el circuito formado por la gasolina. Este circuito se establece de la siguiente forma: En primer lugar tenemos el depósito de gasolina (5) que se halla en la parte posterior del motor, alejado del mismo, como norma de seguridad en caso de incendio. Este depósito de gasolina (5) dispone en su interior de un conducto en cuyo extremo encontramos un filtro de gasolina (6). Por otro lado tenemos que el motor dispone de una toma de fuerza (7) para el accionamiento de una bomba de gasolina (8). De este modo, siempre que el motor funcione está en movimiento la bomba y el paso de la gasolina a través de los conductos 9 y 10 es permanente. De esta manera la cantidad de gasolina que existe en la cuba del carburador es la adecuada para atender a las necesidades de succión que se llevan a cabo por medio del aire que el motor aspira cuando el pistón desciende en el tiempo de admisión.

Este es, en líneas generales, el funcionamiento del carburador. En la práctica podéis ver un carburador en la figura 12, en donde se encuentra este elemento montado sobre un motor en la posición usual que acostumbra a tener sobre un colector de admisión. Encima de él suele encontrarse el filtro de aire, que ha sido retirado para fotografiar esta figura. Es importante que, si vuestro automóvil está dotado de este sis tema de alimentación, os fijéis en los detalles de esta foto para que podáis identificar sin problemas el carburador de vuestro coche.

También os puede servir de orientación, en muchos casos, el lugar ocupado por el filtro de aire, de la forma que se nos muestra en la figura 13. Debajo de este filtro encontraréis el carburador.
Pero también puede darse el caso de que vuestro automóvil esté equipado con un sistema de inyección de gasolina. En este caso la constitución de su sistema de alimentación tendrá otras características.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *