Investigación de averías en la luneta térmica del automóvil

Las lunetas térmicas trabajan después de contacto, es decir, no funcionan si el contacto no está dado. Así pues, para realizar cualquier comprobación se precisa efectuar el cierre del circuito con la llave de contacto dada. Teniendo esto en cuenta, veamos las anomalías más frecuentes que puede presentar.

Si al pulsar el interruptor de la luneta, ésta no se calienta ni la luz testigo se ilumina, se tendrá que comenzar por verificar si se produce una buena alimentación en el interruptor. Se mirará, en primer lugar, el estado del fusible y luego, con un voltímetro, la llegada de corriente hasta el interruptor. Si la corriente es buena, se pueden unir, puenteando, los terminales del cable 48 N5 con los terminales 49 R1 y 50 N5 (véase la Fig. 13). En estas condiciones la corriente debe llegar a la luneta y a la lámpara testigo. Si no lo hace a alguno de estos elementos, se debe controlar la masa y ver que los cables no estén desempalmados o partidos.

Hay que pensar también en la posibilidad de que la lámpara testigo esté quemada y también en que la resistencia de la luneta térmica se encuentre partida. En el primer caso se tendrá que proceder a la sustitución de la lámpara, pero en el segundo se podrá proceder a la reparación de la luneta de la forma que se va a explicar a continuación, en el próximo párrafo.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)



Un comentario en Investigación de averías en la luneta térmica del automóvil

  1. hector fernandez Dice:

    buen dia me gustaria saber si tienen el sitema electrico de la luneta termica de un mazda 3 modelo 2006…….para saber en donde lleva los conectores ..muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *