Trabajos en las puertas del automóvil

Las puertas de un automóvil suelen recibir con mucha frecuencia golpes y ralladuras, incluso por parte del propio usuario. Por lo tanto, son elementos en los que se suele trabajar mucho en el taller de planchistería.

Aunque las puertas son bastante complicadas en cuanto a sus formas y a la importante cantidad de accesorios que llevan consigo incorporados, tienen la gran ventaja de que pueden desmontarse fácilmente del conjunto de la carrocería de modo que el planchista puede trabajar en ellas con la mayor comodidad. Por esta razón, el trabajo en las puertas resulta económico y rápido, sobre todo si se compara con todos los trabajos vistos hasta ahora.

Por otra parte, cuando una puerta ha sufrido un golpe que ha afectado a su propia estructura de refuerzo, generalmente ya no vale la pena perder el tiempo tratando de enderezar las planchas porque la sustitución total de la puerta resulta siempre más rentable. Si el golpe ha afectado sólo a la plancha de revestimiento, también puede procederse a la sustitución del panel o, si se trata de una abolladura, podremos trabajar siempre con relativa comodidad para desabollar la plancha al tener acceso fácil por la parte opuesta o interior.

Antes de entrar de lleno en el estudio de la puerta como elemento de la carrocería, advertimos que esta pieza, debido al hecho de que comporta una gran cantidad de accesorios (alza cristales eléctricos, cerraduras centralizadas, bisagras, tapizados, etc.) vamos a tratarla en dos capítulos por separado: desde el punto de vista de la plancha y desde el punto de vista de los accesorios.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *