Siguen las dificultades de puesta en marcha. El motor del automóvil no arranca

Son muchas las causas por las cuales un motor de automóvil puede no arrancar aunque todas ellas pueden reducirse a dos:

En primer lugar puede no estar bien alimentado de gasolina; en segundo lugar puede tener algún defecto en el equipo de encendido por medio del cual no se produce la chispa eléctrica que determina el funcionamiento del motor. En el presente capítulo damos las normas básicas para que podáis tener una orientación sobre la causa y obrar en consecuencia.

La situación que queremos representar aquí consiste en considerar que vuestra batería está en perfecto estado de carga; vuestro motor de arranque responde perfectamente bien siempre que se le solicita y el motor del automóvil gira alegremente cuando la llave está en posición de arranque… pero el motor del automóvil no arranca. Partamos del siguiente supuesto: Después de tomar un rápido desayuno salís de vuestra casa con el tiempo justo para llegar a vuestro trabajo; llegáis ante vuestro coche y, como cada mañana, os sentáis en asiento del conductor y le dais, de forma normal, al interruptor de arranque. El motor de arranque gira pero el motor del automóvil no arranca. Paráis un momento, comprobáis que hay gasolina en el reloj indicador del panel de instrumentos y volvéis a la carga con el motor de arranque. La respuesta es la misma.

Figura 1. Aspecto del motor sobre el que deberemos saber distinguir donde se encuentran los equipos de encendido y los de alimentación de combustible.

  1. Distribuidor.
  2. Módulo electrónico.
  3. Bobina.
  4. Caudalímetro.
  5. Rampa de inyección.
  6. Caja de la mariposa de aceleración.

Le dais al acelerador, le quitáis el pie al pedal… si tenéis estárter manual le dais al estárter, lo quitáis, etcétera, pero el motor no arranca y no arranca. No os desesperéis: Este no es el modo de actuar y sobre todo, nada de ponerse nerviosos. En según qué condiciones un coche puede no arrancar y ni siquiera tener alguna avería. Ciertamente algo no funciona bien pero la causa puede ser debida a una falta momentánea de coordinación entre los muchos mecanismos que intervienen en el proceso de la combustión, de modo que lo mejor será obrar de una forma serena y sin precipitaciones.

Si cuando tratáis de poner el motor del coche en funcionamiento éste no arranca después de haber accionado durante diez segundos el motor de arranque (ya sea en la suma de dos o tres golpes del mismo), ni siquiera el motor ha dado las más mínimas señales de querer arrancar por medio de alguna embolada, entonces ya no vale la pena insistir con el arranque porque lo único que vamos a conseguir es elevar el consumo de corriente, descargar la batería y hacer más difícil el arranque posterior por la falta de energía para el motor eléctrico de arranque.

Por consiguiente, en cuanto el motor se pone tozudo y no arranca lo mejor es pasar a averiguar qué es lo que ocurre en el interior del motor. Ello significa salir del interior del automóvil, levantar la tapa del cofre y enfrentarnos a la visión del motor, el cual nos mostrará el mismo o parecido espectáculo que podemos ver ahora la figura 1. La gran cantidad de tubos, cables y mecanismos escondidos bajo sus correspondientes carcasas no debe desanimarnos para llevar a cabo las principales comprobaciones básicas de la mecánica. Por lo tanto, deberemos ponernos manos a la obra.

Cuando un motor no arranca (y su sonido al accionar el motor de arranque no es anormal) puede asegurarse que, en la gran mayoría de los casos, los culpables del hecho deberemos encontrarlos entre los siguientes puntos:

  • El conjunto eléctrico.
  • Falta de gasolina o combustible.

Si cualquiera de estos dos puntos falla, el motor nunca os arrancará. Por lo tanto hay que cerciorarse si alguno de estos puntos sufre alguna dificultad que le impida comportarse con la corrección debida Esta comprobación puede comenzar, por ejemplo, por el conjunto citado en primer lugar, es decir, por el conjunto eléctrico.




Califica este Artículo:
3 / 5 (1 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *