Regulación del comienzo de alimentación

Regulación del comienzo de alimentación

El comienzo de alimentación también llamado BIP (Begin of Inyection Period), esta definido como el momento en el cual se cierra la electroválvula. A partir de este momento comienza el aumento de presión dentro de la cámara de alta presión de la bomba. Después de haberse rebasado la presión de apertura de la aguja del inyector, se abre el inyector y empieza el proceso de inyección (comienzo de inyección). La dosificación del combustible tiene lugar entre el comienzo de alimentación y el final de activación de la electroválvula, y se denomina «duración de la alimentación».

El comienzo de alimentación o comienzo de inyección influye esencialmente sobre la potencia, el consumo de combustible, los ruidos y el comportamiento de los gases de escape. Su valor teórico esta almacenado en campos característicos en la unidad de control, en función del numero de revolucione del motor y del caudal de inyección. Ademas todavía puede realizarse una corrección en función de la temperatura del liquido refrigerante. Debido a las tolerancias de fabricación y las alteraciones de las electroválvulas durante el periodo de marcha pueden aparecer pequeñas diferencias en los tiempos de conmutación de las electroválvulas dentro del motor, lo que se traduce en diferencias de comienzo de alimentación entre las bombas individuales.

Para el cumplimiento de las legislaciones sobre los gases de escape y para que se alcance una suavidad de marcha elevada es necesario que se compensen estas diferencias mediante unas estrategia de regulación. A causa de la relación directa, antes mencionada, entre el comienzo de la alimentación y el de inyección basta, para una regulación exacta del comienzo de inyección, conocer el momento de comienzo de alimentación. Para poder prescindir de sensores adicionales (por ejemplo: sensor de movimiento de aguja) se detecta el comienzo de inyección mediante una evaluación electrónica de la corriente electromagnética. Dentro del margen del momento esperado de cierre de la electroválvula se realiza la activación con tensión constante.

Unos efectos inductivos que se producen al cerrarse la electroválvula le imprimen una característica peculiar a la corriente de válvula electromagnética. Esta es leída y evaluada por la unidad de control. La discrepancia del momento de cierre con respecto al valor teórico esperado se almacena en la memoria para cada una de las electroválvulas y se emplea para la secuencia de inyección siguiente como valor de compensación.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *