Procedimiento para emergencias mecánicas

Procedimiento para emergencias mecánicas

En caso de que usted sufra una avería en su vehículo, usted debe:

  • Si es posible, estacionar donde el vehículo averiado pueda ser visto en ambas direcciones. Pare en donde otros conductores tengan una clara visión de usted en la carretera. Nunca se detenga tan pronto haya pasado una colina o una pendiente ni después de una curva.
  • Dé suficiente aviso a otros conductores, colocando triángulos de seguridad por lo menos unos 50 m antes de que ellos se encuentren con su vehículo. Mucho mejor, si coloca un foco con luces intermitentes de emergencia.
  • Mueva el vehículo de manera que las cuatro ruedas queden fuera del pavimento.
  • Encienda las luces intermitentes de emergencia.
  • Si hay pasajeros, deben bajarse por el lado opuesto del tránsito.
  • Levante la tapa del capó.

Estallido de una llanta

  • No use los frenos.
  • Concéntrese en controlar el automóvil, usando el volante.
  • Reduzca la velocidad gradualmente.
  • Frene suavemente cuando el automóvil esté bajo control.
  • Sálgase completamente del pavimento.

Frenos mojados

  • Pruebe ligeramente los frenos después de conducir por agua profunda.
  • Tal vez los frenos tiren hacia un lado o quizás no funcionen en lo absoluto.
  • Seque los frenos, manejando despacio y aplicando los frenos.

Invasión de su carril

  • Toque la bocina.
  • Frene rápidamente.
  • Guíe el automóvil en dirección a la orilla de la carretera o a la zanja.

El pedal del acelerador atascado

  • Mantenga la vista en la carretera.
  • Dele golpecitos al pedal con el pie.
  • Trate de levantar el pedal con la punta del zapato.
  • Cambie a neutro.
  • Use los frenos
  • Apague el motor (No gire la llave totalmente. pues se trancará el volante.)

Frenos convencionales

  • Bombee fuerte y rápidamente el pedal del freno.
  • Cambie a una velocidad más baja, a primera si es posible
  • Aplique lentamente el freno de emergencia de manera que no patine.
  • Frote las llantas contra el borde, para disminuir la velocidad del vehículo o sálgase de la carretera a un espacio abierto.

Frenos ABS

Muchos conductores aprendieron que la forma correcta de parar en una situación de emergencia, cuando la tracción se haya perdido y el vehículo se desliza, es bombear los frenos. Sin duda, esto es correcto para los frenos convencionales, pero no con el ABS. Los conductores que poseen vehículos con ABS deben presionar fuerte hacia abajo en el pedal del freno, sostenerlo y girar el volante para salir del peligro. En una situación de emergencia, el ABS bombea los frenos por el conductor y lo hace a una velocidad mucho mayor de lo que puede hacerlo el conductor. Los conductores deben saber que al quitar la presión estable sobre el pedal del freno y bombear los frenos, desencajará o apagará el ABS.

Uno de los beneficios más importantes del ABS, es que mientras frena, el conductor puede conducir el vehículo lejos de los peligros. Los conductores no deben dar un volantazo o hacer sacudir el vehículo hacia una dirección. Se puede mantener el control del vehículo, conduciendo hacia donde el conductor quiere ir. Los conductores deben confirmar que el tráfico esté despejado hacia dónde quieran conducir y recordar que deben volver de regreso al carril original, tan pronto el peligro haya pasado.

Patinazos

  • Quite el pie del pedal del acelerador.
  • No use los frenos, si es posible.
  • Bombee ligeramente los frenos, si va a chocar con algo.
  • Maneje el automóvil en la dirección en que está patinando, para poder enderezarlo. Entonces maneje en la dirección que desea ir.

Fuego

  • Si el fuego es pequeño y tiene un extintor, trate de apagarlo.
  • Si no puede apagarlo y se hace más grande, salga del vehículo. Debido a la presencia de gases tóxicos y a la posibilidad de una explosión, aléjese lo más posible del vehículo.
  • Nunca le eche agua a un fuego de gasolina o diesel.
  • En casos extremos, las bebidas gaseosas son una alternativa para apagar un incendio.

Reacciones

Un accidente es el error más costoso que puede cometer un conductor. Para evitarlos, no solo se debe conducir correctamente, sino que es necesario actuar rápido y en forma defensiva, cuando se presentan situaciones imprevisibles.

Ponga en práctica las siguientes sugerencias para conducir a la defensiva, cuando crea que está a punto de involucrarse en un accidente:

  •  Es mejor desviarse hacia la derecha y no hacia el tráfico que viene de frente.
  • Es mejor chocar con una hilera de arbustos y no contra un árbol, un poste o un objeto sólido.
  • Es mejor chocar con un vehículo que se está moviendo en la misma dirección que usted y no con un vehículo que viene de frente.
  • Es mejor salirse de la carretera y no dar un patinazo.
  • Es mejor chocar con algo que no se está moviendo y no con un vehículo que viene de frente.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *