Pretensores con mando electrónico en el automóvil

Pretensores con mando electrónico en el automóvil

Además de los elementos citados anteriormente se compone:

  • Cilindro (7): es el encargado de alojar en su parte inferior la cámara de combustión (6) y el émbolo de accionamiento (8);
  • Émbolo de accionamiento (8): es el encargado de transmitir movimiento al cable de conexión (10);
  • Cámara de combustión (6): es la encargada de contener todo el gas producido por el generador (9) del mismo una vez se ha inflamado la carga explosiva;
  • Generador de gas (9): es el encargado de contener la carga explosiva y, al ser accionado por la señal que le llega de la centralita, inflamar dicha carga explosiva;
  • Cable de conexión (10): unida por un lado al émbolo de accionamiento y por el otro al bobinador del cinturón de seguridad (11), su finalidad es la de transmitir el movimiento del émbolo al bobinador.

Su funcionamiento es el siguiente:

Cuando se produce un choque, el captador de choque incorporado en la unidad de control se activa enviando una señal a la unidad de control. Ésta, a su vez, envía una señal al generador de gas de los airbags y de los pretensores del cinturón (primero envía la señal al generador de gas de los pretensores de cinturón). Cuando esta señal llega al generador de gas de los pretensores, éste hace que se inflame su carga explosiva produciendo la cantidad de gas necesaria para permitir que el émbolo se desplace por el cilindro del conjunto. Este émbolo transmite su movimiento vertical al bobinador transformando el movimiento de vertical en rotatorio mediante el cable de conexión.

Pretensores con mando electrónico en el automóvil Glosario y Manuales

Mediante este movimiento conseguimos retraer el cinturón de seguridad.

Importante. los pretensores del cinturón mecánicos no están unidos a los sistemas de airbag ya que no tienen ninguna conexión eléctrica y su principio de funcionamiento se basa en la fuerza ejercida por un muelle comprimido o por la fuerza imprimida a un cuerpo pesado que al recibir parte de

la inercia producida en el accidente se desplazan él y los demás componentes del sistema; es decir, su principio de funcionamiento es puramente mecánico. Por el contrario los airbags pirotécnicos controlados electrónicamente sí lo están. Ya que, aunque tengan un principio mecánico igual que los pretensores de cinturón convencionales, tienen una parte eléctrica que se puede controlar mediante la unidad de control del sistema airbag. Esta parte controlada electrónicamente es la principal; es decir, sin ella el pretensor no se activa por lo tanto el cinturón no se retrae.

Almacenamiento de los airbags:

El almacenamiento debe seguir unas normas exhaustivas ya que se rigen por las normas de almacenamiento de los productos pirotécnicos y porque un mal almacenamiento puede desembocar en la inoperatividad de los pretensores. Por ese motivo se deben seguir las siguientes normas:

  1. Los componentes se deben mantener en un ambiente seco, no expuesto a la humedad y bien ventilado;
  2. Los módulos de los airbags (en el caso de los airbags pirotécnicos comandados electrónicamente) siempre se han de almacenar con la tapa acolchada hacia arriba;
  3. Procurar no darles golpes ni pincharlos, y evitar que entren en contacto con disolventes desengrasantes y llamas (sobre todo los pirotécnicos);
  4. La temperatura a la que estén sometidos nunca debe pasar de 100 °C (sobre todo los pirotécnicos);
  5. No almacenar junto con aparatos electrónicos (radios, etc.), ya que podría producir el disparo de los airbags y de los pretensores inoportunamente (en el caso de los airbags pirotécnicos comandados electrónicamente);
  6. Almacenarlos en embalajes especiales.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *