Luz de freno del automóvil

Luz de freno del automóvil

Como es sabido y preceptivo, cada vez que el conductor presione el pedal del freno deben iluminarse dos lámparas, a cada uno de los extremos de la carrocería, por la parte trasera (y a veces una central en una zona elevada) con el fin de indicar a cuantos circulan por detrás la señal de alerta que el vehículo está frenando. Esto es lo que constituyen las luces de freno o luces de stop (Fig. 68). El circuito eléctrico propio de estas luces de aviso es el típico de todos los circuitos de seguridad. En la figura 69 tenemos un esquema eléctrico general de este accesorio que nos servirá de ejemplo y que es de procedencia Renault. La corriente procedente de la red entra en el circuito desde el fusible (1) correspondiente del cajetín de interconexión del habitáculo (2). Desde aquí circula hasta el contactor de stop (3) que se halla en contacto con el pedal del freno.

Cuando el conductor oprime el pedal del freno, los contactos del interruptor o contactor (3) se cierran y dejan paso a la corriente. Esta corriente va directamente hacia las lámparas traseras de stop (4) a través de sus conectores (5) desde donde, una vez iluminadas las lámparas, pasa a masa (6). Este circuito no tiene más complicación. En cuanto el conductor deja de oprimir el pedal del freno, el contactor vuelve a su posición de reposo e interrumpe el paso de la corriente por lo que el circuito se queda sin alimentación y las lámparas se apagan. Como puede deducirse del estudio del esquema, el contactor es la base del funcionamiento de las luces de frenó ya que activa o desactiva el circuito a través del impulso dado por el conductor al pedal del freno.

Averías posibles

La investigación de las averías en este sencillo circuito no presenta complicación. Después de haber establecido el circuito a través del conmutador de contacto y de oprimir el pedal, si una de las luces de stop se enciende, pero la otra no, es señal de que una lámpara está quemada y deberá ser sustituida. Si ninguna de las dos lámparas se enciende al pulsar el pedal del freno, la forma más rápida de operar es comprobar si funcionan los intermitentes, pues si ello es así nos indica que la masa es buena y que el fusible no está fundido. Naturalmente, si los intermitentes tampoco funcionaran sería señal de que una u otra de las dos causas podría ser la culpable del fallo general.

Luz de freno del automóvil Glosario y Manuales

Si los intermitentes funcionan perfectamente y las lámparas de freno no se iluminan, comprobar que no estén quemadas casualmente las dos al mismo tiempo; pero lo más probable es que sea el mismo contactor de stop (3) el que se haya deteriorado. Para saberlo basta con puentear los dos terminales de llegada al contactor, en cuyo caso la corriente debe pasar inexcusablemente a menos que no exista algún terminal del circuito desconectado, algún cable interrumpido o un mal contacto en las fichas de conexión. La avería más frecuente, sin embargo, es el fallo de las mismas lámparas ya que los elementos que forman este circuito acostumbran a ser muy robustos y están preparados para un funcionamiento muy prolongado.




Califica este Artículo:
3.50 / 5 (2 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *