Embellecedores y molduras

Embellecedores y molduras

Todas las carrocerías de automóvil tienen, por la parte exterior, una notable cantidad de piezas de diferentes formas y tamaños, que tienen como objeto mejorar la estética de la carrocería o, en algunos casos, contribuir a su mejor conservación.

Estas piezas reciben el nombre genérico de embellecedores. Cuando están fabricados para ser colocados a lo largo o ancho del automóvil (en sentido longitudinal o transversal) se les llama molduras. Estas molduras suelen ser piezas largas y, generalmente, poco anchas.

Los embellecedores pueden ser también anagramas o rejillas que el fabricante coloca en la carrocería para aumentar su atractivo estético, generalmente para ocultar uniones entre piezas que presentarían un aspecto poco elegante si se mostraran directamente a la vista. En los vehículos actuales, los embellecedores son cada vez menos corrientes por la resistencia que suelen ofrecer al aire de la marcha y la pequeña perdida de aerodinamismo que ofrecen.

No ocurre lo mismo con las molduras que cumplen con la misión protectora de la carrocería en aquellas zonas donde es probable la recepción de golpes procedentes de puertas de otros vehículos aparcados en los costados o el roce con paredes y columnas en los garajes y parkings. En la figura puede ver el lector la situación ocupada por una de estas molduras de protección lateral. Más adelante nos ocuparemos con todo detalle de la forma de trabajar con las molduras, ya que es muy corriente proceder a su desmontaje y sustitución

En el caso de tener que trabajar en aquellas superficies de plancha en las que ellas están instaladas, tales corno puertas o laterales del vehículo.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *