Carrocerías deformables

Carrocerías deformables

Las carrocerías deformables forman parte de los elementos que en el automóvil actúan como sistemas de seguridad en caso de accidente.

Dentro de las diferentes carrocerías tenemos diversos tipos, entre ellos:

Carrocerías monocasco: estas carrocerías están constituidas por muchas piezas (aletas, paneles de puerta, techos, etc…), unidas mediante la soldadura. Este tipo de unión le da una mayor rigidez a la estructura que forma una pieza única y rígida, más o menos como si fuera una viga. En este tipo de carrocerías todos los elementos, soldados, dan resistencia al conjunto. Existe un tipo de carrocería monocasco cuyos elementos están unidos por tornillos.

Dichos elementos son una minoría y la resistencia del conjunto es menor. La pérdida de resistencia es, más o menos, contrarrestada por los elementos que hacen de soporte, ya que éstos se fabrican con unas dimensiones y una rigidez mayores. En ambos casos la carrocería es independiente del chasis unido a él mediante tornillo y/o soldadura.

Carrocerías autoportantes: estos tipos de carrocerías tienen la característica de que el chasis y la carrocería forman una sola pieza. A su vez, puede que la carrocería sea monocasco o no, es decir, puede o no que todos sus elementos estén soldados y/o atornillados formando un conjunto más rígido.

En general, todos sus elementos van soldados, formando así la carrocería combinada monocasco autoportante, que tiene la rigidez de las carrocerías monocasco.
Por otro lado, existen las que en lugar de ir soldadas van atornilladas, éstas tienen una rigidez menor.

Ambos tipos de carrocería, monocasco y autoportante, están constituidos por planchas de acero dulce, generalmente, de unos grosores de aproximadamente de entre 0,05 y 0,15 mm. En algunos vehículos antiguos se fabricaban de aleación ligera. Estas carrocerías eran de menor peso pero, por el contrario, eran menos rígidas, con lo que se tenían que sobredimensionar para conseguir la misma rigidez que una de acero dulce. Además, eran difíciles de soldar y de trabajar por lo que no llegaron a prosperar, aunque actualmente ya se hacen prototipos con chasis de aluminio.

Carrocerías con chasis de plataforma: este tipo de carrocerías consta de un chasis independiente, al cual se le sueldan y/o atornillan el piso del vehículo y la carrocería. En estas carrocerías el elemento rígido y elástico, en mayor parte, es el chasis, ya que éste podría circular sin carrocería y es el conjunto que soporta todo el peso del vehículo en sí, es decir, del motor, carrocería, asientos, etc. Este tipo de carrocerías se utilizaba en algunos vehículos antiguos.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *