Transmisiones Manuales y Diferenciales

Transmisiones Manuales y Diferenciales

La tradición de los mecánicos del país es colocar “aceite SAE 90” ó “aceite 140” en todas las transmisiones manuales y SAE 140 ó SAE 250 en los diferenciales. Con esta práctica se acorta la vida de estos componentes y garantiza trabajo eterno para ellos mismos. Las razones son:

  1. La mayoría de los aceites SAE 140 y SAE 250 son clasificados GL-1 y no tiene ningún aditivo para extrema presión. Son aceites declarados obsoletos por el API, prohibidos hasta por la Superintendencia de Hidrocarburos de Bolivia. No proveen ninguna protección en lubricación marginal (o lubricación límite).
  2. Cada fabricante recomienda la viscosidad de aceite correcta para la tolerancia entre piezas en sus componentes. El mecánico que quiere cambiar la viscosidad tiene que saber más que los ingenieros de Toyota, Nissan, Volvo, etc. Si colocamos un aceite muy viscoso, no circula y causa daños en todos los componentes mientras consume más combustible, mas fuerza del motor y aumenta la temperatura del aceite, causando oxidación y vida corta.
  3. Cuando la viscosidad del aceite de la transmisión es mayor de la recomendada, no puede desplazarse de los sincronizadores y causa problemas en los cambios, eventualmente dañando los engranajes y recalentando los sincronizadores.
  4. Cuando la viscosidad es menor que la recomendada, no hay bastante lubricación hidrodinámica, resultando en desgaste prematuro y mayor dependencia en los aditivos de extrema presión.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *