Tractor Lanz Bulldog D 7511

La firma Heinrich Lanz, de Mannheim, desempeñó un papel relevante en la mecanización de la agricultura alemana. Con el tractor de crudo Lanz HL, que de hecho era un locomóvil, dio comienzo la legendaria historia del Bulldog, aquel tractor que Lanz fue desarrollando y mejorando a lo largo de varias décadas. Se trataba del primer tractor del mundo, yen 1921 ya iba accionado por un motor semidiésel monocilíndrico de dos tiempos. A partir de este modelo, y a lo largo de las décadas siguientes, se construyeron Lanz Bulldogs para todo tipo de aplicaciones: para trabajar en el campo, para remolcar grandes cargas y como vehículo de construcción. En Alemania llegaron a copar el 50 0/0 del mercado, aunque también eran tan apreciados en el extranjero que la mitad de la producción se exportaba.

No es de extrañar que en la Segunda Guerra Mundial se bombardeara la fábrica de Mannheim. A raíz del bombardeo, la empresa se quedó sin instalaciones donde producir y sin mentes innovadoras: los responsables de la firma subestimaron la competencia que suponían los modernos tractores diésel de Deutz y Hanomag, y siguieron apostando por los motores semidiésel. Así sellaron su propio destino.

Tractor Lanz Bulldog D 7511 Tractores




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *