Tractor Deutz F2 L 612/4

Deutz, que más tarde se convertiría en un gran fabricante de tractores, empezó construyendo motores. Esta empresa de Colonia se introdujo de lleno en el sector de la maquinaria agrícola en 1927 con los tractores ligeros. Antes Deutz había destacado sobre todo por sus tractores pesados y sus locomóviles para el arado. El primer gran éxito de la empresa llegó con un modelo que pronto recibió el apodo popular de «tractor de acero». Se trataba de un vehículo de construcción compacta cuyo cárter del motor, de acero fundido —de ahí el apodo—, ejercía, junto con la caja del cambio de marchas, una función de soporte.

Por eso los tractores compactos no precisaban bastidor. El «tractor de acero» se vendió tan bien que al final se sacaron al mercado varios modelos. A principios de los años cincuenta Deutz comenzó a desarrollar también motores refrigerados por aire. Este tipo de refrigeración era más ligera, ocupaba menos espacio y no requería recarga, aparte de evitar la congelación. La temperatura de un motor refrigerado por aire era más elevada, por lo que el grupo propulsor precisaba a su vez menos combustible. Este sistema tampoco requería ningún circuito de agua, con lo cual desaparecía una fuente de inconvenientes nada despreciable.

Asimismo, el motor refrigerado por aire funcionaba perfectamente tanto en el frío invierno como en el verano más tórrido. Deutz reconoció todas esas ventajas; por eso, a diferencia de los fabricantes que ofrecían motores con ambos sistemas de refrigeración, esta firma decidió construir solo motores refrigerados por aire.

Tractor Deutz F2 L 612/4 Tractores




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *