Técnicas de reparación de planchas de automóvil

Técnicas de reparación de planchas de automóvil

Todo lo que hemos explicado hasta aquí nos ha servido de amplia introducción al tema de la planchisteria. Si hemos leído con atención, ya vemos que a nuestros conocimientos de cómo es la estructura y el revestimiento de la carrocería de automóviles unimos el conocimiento de los tipos de herramientas que son de uso corriente en el oficio. Pues bien, ahora ha llegado el momento de comenzar a ver cómo vamos a usar estas herramientas estudiando una serie de técnicas de reparación que en la práctica del oficio vamos a usar constantemente.

Por ejemplo, ya hemos visto que cuando una carrocería ha recibido algún golpe que ha deteriorado las planchas, ya sean de revestimiento o de estructura, es preciso llevar a cabo una doble operación que consistirá en desmontar la plancha dañada yen montar la nueva plancha que ha de sustituirla. Nuestro objetivo en este capítulo va a consistir en explicar cómo puede llevarse a cabo el desmontaje de la plancha dañada, unas cuantas ideas generales de oficio sobre la manera de restituirle la forma original si ello es posible (o bien, si no es posible. pasar a su sustitución) y unas normas generales del modo como debe llevarse a cabo su montaje.

El conocimiento de estas técnicas resulta, en efecto, primordial para la práctica del oficio de chapista ya que va a constituir la base del trabajo que se va a desarrollar en el taller. Así, después de examinar el estado de un automóvil accidentado, y de hacer las verificaciones oportunas, habremos llegado ya a la conclusión de la forma de actuar según los daños observados. En la gran mayoría de los casos ocurre que los golpes pequeños, producidos como consecuencia del tráfico ciudadano, difícilmente han afectado de una manera seria a las cotas esenciales de la estructura, por lo que nuestro trabajo fundamental va a desarrollarse con las planchas de revestimiento de la carrocería.

En muchas menos ocasiones se verá afectada alguna parte de la estructura poco comprometida, como podría ser el estribo del larguero que existe en la carrocería para formar la parte baja del vano de una puerta, o un pilar u otra parte también sustituible con cierta facilidad como se verá cuando lleguemos al estudio de estas partes en el próximo capítulo. Pero cuando los daños han sido de gran importancia, como ocurre en los graves accidentes de tráfico en carretera, y la estructura se ha visto afectada hasta extremos que hay que llevar a cabo el total desmontaje de la parte mecánica y el cuidadoso enderezado de la carrocería sobre una bancada, el precio de la reparación suele ser tan caro que puede casi superar el precio de un automóvil nuevo.

Por esta razón, en los talleres de planchistería estas reparaciones tan complicadas no se suelen llevar a cabo en ningún caso, lo que, sin embargo, no excluye de la necesidad de que el chapista de oficio tenga que tener los suficientes conocimientos como para poder llevar a feliz término reparaciones tan complicadas como la que hemos puesto de ejemplo.

De una manera general vamos a estudiar en el presente capítulo las técnicas que se llevan a cabo con mayor frecuencia en el taller para desmontar planchas, es decir, para deshacer los puntos de soldadura por medio de los cuales se encuentran ensambladas; vamos a estudiar también la posibilidad de su reparación, estudiando las técnicas de su desabollado, aplanado, etc.; la forma de llevar a cabo el montaje de planchas nuevas en sustitución de las demasiado estropeadas, para su aprovechamiento; y vamos a terminar este capítulo hablando de las técnicas de enderezamiento de carrocerías en su estructura con la ayuda de la escuadra hidráulica y del gato, todo ello de una manera general, como decimos, porque el trabajo en detalle ya lo estudiaremos en los próximos capítulos.

Resumiendo, podemos establecer el siguiente programa para el desarrollo de este capítulo cuyos fines acabamos de exponer en esta introducción.

  • Separación de planchas.
  • Reparación de planchas.
  • Presentación y montaje de piezas nuevas.
  • Enderezado con herramientas hidráulicas.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *