Recomendaciones de mantenimiento y cuidado para los turbocompresores

Recomendaciones de mantenimiento y cuidado para los turbocompresores

El turbocompresor está diseñado para durar lo mismo que el motor. No precisa de mantenimiento especial; limitándose sus inspecciones a unas comprobaciones periódicas. Para garantizar que la vida útil del turbocompresor se corresponda con la del motor, deben cumplirse de forma estricta las siguientes instrucciones de mantenimiento del motor que proporciona el fabricante:

  1. Intervalos de cambio de aceite.
  2. Mantenimiento del sistema de filtro de aceite.
  3. Control de la presión de aceite.
  4. Mantenimiento del sistema de filtro de aire.

El 90% de todos los fallos que se producen en turbocompresores se debe a las siguientes causas:

  1. Penetración de cuerpos extraños en la turbina o en el compresor
  2. Suciedad en el aceite
  3. Suministro de aceite poco adecuado (presión de aceite/sistema de filtro)
  4. Altas temperaturas de gases de escape (deficiencias en el sistema de encendido/sistema de alimentación) .

Estos fallos se pueden evitar con un mantenimiento frecuente. Cuando, por ejemplo, se efectúe el mantenimiento del sistema de filtro de aire se debe tener cuidado de que no se introduzcan fragmentos de material en el turbocompresor.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *