La inducción en el motor del automóvil

Como acabo de decir, la inducción es una de las primeras funciones del distribuidor y está definida por el ruptor. El ruptor no es más que un interruptor: Cuando sus contactos se juntan, dejan pasar la corriente eléctrica. Cuando sus contactos se separan, el paso de la corriente queda interrumpido. Así de sencillo. Esto es lo que podemos ver, por ejemplo, en el dibujo esquemático de la figura 18, que no es más que una variante de la figura 17. La Línea gruesa indica el lugar por donde ahora se supone que circula la corriente, mientras la línea de puntos indica el lugar por donde la corriente no circula.

Como puede verse, la corriente eléctrica que procede de la batería pasa a través de los bornes A y B de la bobina y, desde allí, y por los contactos cerrados del ruptor, pasa a masa (a través de la cual vuelve a buscar su reposo en el borne negativo de la batería). Así pues, quedamos en que mientras los contactos del ruptor estén cerrados la corriente estará pasando siempre a través del bobinado grueso, tal como se indica en la figura 18.

La inducción en el motor del automóvil Glosario y Manuales

Ocurre aquí lo mismo que ocurre en cualquier interruptor de nuestras casas. Mientras están sus contactos internos juntos tenemos encendida la lámpara del comedor. Sólo cuando desconectamos el interruptor la luz se apaga porque separamos ambos contactos. Del mismo modo, también, cuando los contactos del ruptor se separan, la corriente deja de circular por el bobinado grueso. Pero, dada la instalación de este bobinado en las cercanías del bobinado muy fino de la bobina, en el momento en que los contactos del ruptor se separan, no solamente la corriente deja de pasar por el bobinado grueso sino que se crea una transformación de la corriente en el bobinado fino, en virtud de la cual la corriente pasa a transformar sus valores en el arrollamiento fino en donde, por la interrupción, pasa a adquirir valores que van, de los alrededor de 12 voltios a que circulaba la corriente por el bobinado grueso, a unos 15.000 voltios que pasan ahora por el arrollamiento fino.

Esta corriente sale por el borne C que vemos en la figura 19 y pasa a la cabeza del distribuidor desde la cual es mandado a una bujía (la que corresponda en aquel momento) tal como se aprecia por la línea llena dibujada en la figura. En el funcionamiento normal de este equipo, inmediatamente después de que ha saltado la chispa en la bujía, los contactos del ruptor se juntan de nuevo y volvemos a la situación representada en la figura 18. En una fracción de segundo los contactos vuelven a separarse y entonces volvemos al caso de la figura 19, pero esta vez el distribuidor manda la corriente de alta tensión a otra bujía. Volvemos de nuevo a la situación de la figura 18 y luego de nuevo a la 19, y así sucesivamente mientras el motor está en funcionamiento. Este ciclo se repite innumerables veces.

La inducción en el motor del automóvil Glosario y Manuales

La velocidad a que se produce este citado ciclo en un motor moderno es difícilmente imaginable. Baste indicar que, por ejemplo, cuando el motor está girando a 5.000 revoluciones por minuto (las cuales se nos indican por medio del cuentarrevoluciones) si es de cuatro cilindros, dispone de 0,006 segundos para preparar cada una de las 10.000 chispas por minuto de las que necesita proveer al motor en estas circunstancias. Por supuesto, todavía dispone de menos tiempo si el motor está girando a 6.000 o más revoluciones por minuto. Hasta aquí las cosas están más o menos claras. Pero lo que llama la atención es cómo se logra abrir y cerrar los contactos del ruptor de una forma tan rápida.

Ello se logra gracias a que el distribuidor es un aparato debidamente dotado para llevar a cabo este trabajo. Pero para comprenderlo lo mejor posible, dentro de estas explicaciones tan generales, es necesario que nos acerquemos a ver los mecanismos internos de que dispone. No os voy a calentar demasiado la cabeza. Veamos solamente la cabeza. Veamos solamente la parte correspondiente al eje central del aparato que es la base de todos los automatismos. Para empezar veamos todo el conjunto de piezas que forman un distribuidor sencillo en la figura 20. Como decimos, el quid de la cuestión se encuentra en el eje (1) del distribuidor. Este eje va accionado directamente por un elemento del motor que esté relacionado con el movimiento de los pistones de modo que su giro está sincronizado con el giro del motor. Por eso, este eje sabe en qué posición se encuentran los pistones en cada momento de su giro y, por lo mismo, sabe también cuando esta cada pistón en punto muerto superior del tiempo de «comprensión”, que es el momento en que debe saltar cada chispa en la bujía.

En la parte superior de este eje se encuentra una leva (6) que no es más que una zona que pierde la calidad cilíndrica del eje para convertirse en una figura geométrica regular con tantas puntas como cilindros tenga el motor. Por lo general, pues, la leva es de forma cuadrada con los cantos ligeramente redondeados; pero si el motor fuera de seis cilindros, la seria hexagonal. Sobre esta leva se asienta una de las puntas del ruptor de modo que el ruptor se abre o se cierra según una de estas puntos le empuje o no. El funcionamiento del ruptor con respecto a la leva viene indicado en la figura 21. La llegada de la corriente, procedente de la bobina, Se efectúa por A. Desde aquí entra en el distribuidor y pasa a través de la porte móvil del ruptor (B) hasta el contacto (C) de la parte fija del mismo. Ahora la corriente pasa, desde este citado contacto C, a masa, es decir, vuelve al borne de reposo de la batería que es el negativo en nuestro caso.

Para que este funcionamiento eléctrico se produzca es necesario que la leva (D) se encuentre en la posición mostrada en el dibujo 1 de vida figura. Ahora bien, como quiera que la leva (D) está girando al mismo ritmo del motor, cuando en virtud de su giro enfrente al contacto móvil (B) una de sus puntas, provocará la misma situación que puede ver en el dibujo 2, es decir, la separación entre sí de los contactos B y C, con lo que quedará interrumpido el paso de la corriente de la misma forma que ocurre cuando dejamos sin contacto cualquier interruptor. Cuando el paso de la corriente del arrollamiento grueso de la bobina queda interrumpido, se produce en ésta la corriente de alta tensión, tal como se ha descrito anteriormente. Cuando el eje del distribuidor gira unos grados más, los contactos del ruptor se cierran de nuevo. Ahora circula por ellos la corriente del arrollamiento grueso de la bobina. La corriente de alta tensión se interrumpe; pero unos grados más de giro representarán de nuevo la presencia de la segunda punta de la leva frente al contacto móvil y ello significará una nueva interrupción. Esta es la función de la leva que hemos visto indicada con el número 6 en la figura 20.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *