Hyundai Trajet

Hyundai Trajet

Pese a que Hyundai ya tenía un coche situado en el segmento de los monovolúmenes como es el H-1, la llegada del Trajet supone un posicionamiento más real, es decir un vehículo colocado entre lo que es un gran monovolumen y un turismo. El H-1 es más un vehículo comercial adaptado a monovolumen.

Para hacer su diseño más atractivo al gusto europeo, ya que es aquí donde se pretende que tenga su máximo núcleo de ventas, el Trajet ha sido diseñado y desarrollado en el nuevo Centro de Investigación que Hyundai tiene en Franckfurt. Sus líneas no son muy agresivas pero si efectivas, destacando en su frontal unos faros halógenos dobles que proporcionan una gran visibilidad.

El frontal afilado le permite una buena aerodinámica que se traduce en un buen confort de marcha ante la inexistencia de ruidos externos. Los espejos retrovisores, muy envolventes y que permiten una gran visibilidad, también ayudan a esta baja rumorosidad.

Su parte trasera destaca por su sencillez ya que casi en su totalidad está ocupada por un gran portón que permite una gran accesibilidad, algo indispensable en un automóvil de estas características al que en muchas ocasiones se le exige transportar paquetes, bicicletas, carritos de niño o la gran compra del mes.

Exigencias estas, habituales en un vehículo eminentemente familiar como pretende ser y de hecho es. El cristal del portón trasero también es de grandes dimensiones, proporcionando luminosidad y visibilidad, e incluye la antena de radio. Pero si por fuera es grande, sudolé en uno de los más espaciosos de la categoría.

Todo en su interior está destinado a buscar un mayor confort y, por ejemplo, de entrada notamos que la disposición de las siete plazas (2-3-2) hace posible que en caso de abatir las dos plazas traseras dispongamos todavía de cinco plazas, algo que le diferencia de otros rivales en los que sólo hay dos plazas intermedias y en caso de abatir las traseras, sólo disponemos de cuatro plazas reales.

El chasis del Trajet es completamente nuevo y le permite un comportamiento similar al de un turismos aunque parece inevitable que se note su gran peso. Pese a ello se muestra ágil en zonas viradas ayudado por su elaborado sistema de suspensión, de tipo McPerhson en la parte delantera mientras que en la trasera utiliza brazos semltirados. Este comportamiento se ve complementado con un buen grupo de frenado de discos autoventi-lados con pinzas flotantes de doble bombín en las ruedas delanteras y discos macizos en las traseras, además de ABS. Como opción se puede disponer del EBD que controla el reparto de la frenada.

Motor

En un principio, el Trajet sólo se comercializará con una motorización. Se trata de un motor ya conocido como es el de gasolina de 2.0 litros y 135 cv que actualmente se instala en el Sonata. Más adelante, en enero del 2001, dispondrá de una versión con motor turbodiesel de 2.0 litros y 111 cv, que se vería acompañado, aunque casi testimonialmente porque no se esperan grandes ventas, de un motor V6 de 2.7 litros y 170 cv con caja de cambio automática.

Como es habitual en la marca coreana, mantiene su política de precios comedidos, dado que el Trajet cuesta 3.350.000 pesetas y tiene una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros. Un precio aceptable teniendo en cuenta que entre su nivel de equipamiento de serie cuenta con doble air-bag, dirección asistida, aire acondicionado, radiocassette o cierre.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *