Elementos que intervienen en un motor con gestión electrónica Diesel con bomba de inyección rotativa

Elementos que intervienen en un motor con gestión electrónica Diesel con bomba de inyección rotativa

Sistema de recirculación de gases de escape

Para reducir las emisiones de gases de escape, principalmente el oxido de nitrógeno (Nox), se utiliza el Sistema EGR (Exhaust gas recirculation) que reenvía una parte de los gases de escape al colector de admisión, con ello se consigue que descienda el contenido de oxigeno en el aire de admisión que provoca un descenso en la temperatura de combustión que reduce el oxido de nitrógeno (Nox).

Cuando debe activarse el sistema EGR y cual es la cantidad de gases de escape que deben ser enviados al colector de admisión, es calculado por la unidad de control, teniendo en cuenta el régimen motor (n° de rpm), el caudal de combustible inyectado, el caudal de aire aspirado, la temperatura del motor y la presión atmosférica reinante. La unidad de control tiene memorizado una cartografía EGR que teniendo en cuenta los parámetros anteriores actúa sobre la electroválvula de control de vació para abrir la válvula EGR y se provoque la recirculación de los gases de escape a la admisión.

Elementos que intervienen en un motor con gestión electrónica Diesel con bomba de inyección rotativa Glosario y Manuales

Normalmente el sistema EGR solamente esta activado a una carga parcial y temperatura normal del motor (no se activa con el motor a ralentí ni en aceleraciones fuertes)

De acuerdo con los datos obtenidos, la ECU actúa sobre una electroválvula de control de vacío. Esta válvula da paso o cierra la depresión procedente de la bomba de vacío. De esta forma la válvula de recirculación de gases (válvula EGR) abre o cierra permitiendo o no la recirculación de gases del colector de escape al colector de admisión.

Sistema de control de la presión del turbocompresor

El control de la presión del turbo va estar condicionado por la gestión electrónica que se encarga de controlar la sobrepresión del turbo por medio de una electroválvula.

Las características principales de este sistema de control son:

  • Permite sobrepasar el valor de máxima presión de carga
  • A altos regímenes del motor (RPM), la sobrepresión esta limitada.
  • La velocidad de giro del turbo puede subir hasta aproximadamente 110.000 RPM.

La presión de carga en el colector de admisión es controlada por la “válvula wastegate”. La presión de carga básica es relativamente baja, pero la ECU puede aumentarla reduciendo la presión de regulación que actúa sobre la “válvula wastegate” mediante la “electroválvula de control de la presión”.

Presión de carga básica

Cuando el motor funciona con la presión de carga básica en el colector de admisión, no actúa la “válvula regulación turbo”, por lo que toda la presión de regulación presiona sobre la membrana de la “válvula wastegate”. Cuando la presión de carga en el colector de admisión aumenta hasta el valor máximo, la “válvula wastegate” abre y una parte de los gases de escape son desviados directamente al tubo de escape sin pasar por la turbina del turbo lo cual limita la presión de carga en el colector de admisión.

Presión de carga modificada

Cuando la ECU calcula que puede permitir una presión de carga mas alta en el colector de admisión, ordena a la válvula de regulación turbo que desvié parte de la presión de regulación que incide sobre la membrana de la “válvula wastegate” hacia la entrada del colector de admisión antes del turbo. De esta forma se consigue que la presión de regulación que incide sobre la membrana de la “válvula wastegate” se reduzca, por lo que esta válvula se abrirá mas tarde permitiendo un aumento en la presión de carga en el colector de admisión. La ECU permite este aumento de presión teniendo en cuenta el valor de la presión atmosférica circundante y del régimen motor (RPM). La “válvula de regulación turbo” desvía parte de la presión de regulación que tiene que incidir sobre la membrana de la “válvula wastegate” y la hace retornar a la entrada del colector de admisión.

Compensación de altura automática

La ECU recibe información, por un lado de la presión de carga en el colector de admisión desde el “sensor de sobrepresión” y por otro lado de la presión atmosférica desde el sensor incorporado en la misma unidad de control como el sensor de sobrepresión. Con esta información y con la señal que le manda el sensor de temperatura del aire de admisión, la unidad de control compensa la presión de carga en el colector de admisión, actuando sobre la “electroválvula de control de la presión” cuando el vehículo circula por elevadas altitudes (puertos de montaña) o a diferentes temperaturas (verano o invierno). Como se ve con la gestión electrónica la potencia no disminuirá aunque cambien las condiciones externas al vehículo (altitud, temperatura).




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *