Cargando...

El consumo de alcohol al manejar

El consumo de alcohol al manejar

El consumo de alcohol es una costumbre muy arraigada en Colombia. La fatal combinación de la conducción con el alcohol, muestra el menosprecio de los conductores hacia los efectos que estas sustancias producen sobre el organismo.

El propósito de este capitulo es concientizarlo a usted, del peligro que representa conducir después de ingerir alcohol y resaltarle las limitaciones y los comportamientos de quien actúa bajo los efectos del licor. También le sugiere algunas alternativas y herramientas que pueden contribuir a su seguridad vial, en el caso de que usted se vea involucrado en una circunstancia de esta naturaleza.

DEFINICION DEL ALCOHOL

Es una droga psicodepresora que produce efectos cuando pasa a la sangre, y desde ella se reparte por todo el organismo.

TIPOS DE ALCOHOL

Existen 2 tipos de bebidas alcohólicas:

  1. BEBIDAS FERMENTADAS: Son aquellas cuya extracción proviene de frutos o cereales como la uva, pera, cebada, etc.. Entre ellas están el vino y la cerveza. El máximo contenido de alcohol en este tipo de bebidas oscila entre el 15 y el 18% por volumen.
  2. BEBIDAS DESTILADAS: Son aquellas que se obtienen al separar las sustancias de las bebidas fermentadas. Por medio del calor, la parte más volátil se evapora (agua), y la restante (alcohol), por enfriamiento se reduce nuevamente a líquido. El volumen de alcohol de las bebidas destiladas es superior al de las bebidas fermentadas. En este grupo están el whisky, el ron, la ginebra, el brandy y el aguardiente, etc., cuyo contenido de alcohol oscila entre el 30 y el 40%.

Según convenios internacionales, los países no pueden fabricar bebidas alcohólicas con concentraciones mayores del 50% por volumen.

El porcentaje de alcohol que contiene una bebida es su grado alcohólico. Así por ejemplo, cuando un vino tiene 12 grados de alcohol, significa que el 12% de esa bebida es alcohol puro. La cerveza y la sidra tienen una concentración de alcohol inferior al 4%. Los vinos dulces una concentración aproximada del 7%. Otras bebidas como el aguardiente, el brandy, el ron y el whisky tienen una concentración entre el 25 y el 40%. Algunos licores como el tequila y el vodka, en ocasiones pueden tener aún concentraciones superiores.

ABSORCIÓN Y ELIMINACIÓN DEL ALCOHOL

Los órganos que intervienen más activamente en la absorción del alcohol para llevarlo a la sangre, son el estómago y el intestino delgado. La mucosa gástrica absorbe precozmente del 15 al 20% del licor ingerido y empieza a elevar los niveles de alcohol en la sangre y el cerebro. Se producen entonces, los primeros síntomas de embriaguez. La presencia de alimentos en el estómago, especialmente grasas y carbohidratos, disminuye la velocidad de absorción del alcohol, y por lo tanto, la sintomatología de la embriaguez también se demora en aparecer. Es preciso resaltar que una vez que el alcohol haya llegado a la sangre, ningún alimento es capaz de disminuir o eliminar este porcentaje. El resto de alcohol ingerido (80%), se absorbe dentro del intestino. La mezcla de diversas bebidas puede incrementar la velocidad de absorción.

El alcohol tiene una especial afinidad con el tejido nervioso, por consiguiente, los efectos principales de la intoxicación son de tipo neurológico y psicológico.

Una vez que el alcohol ha sido absorbido y distribuido por el organismo, se inicia su eliminación mediante los procesos de excreción y de metabolismo. La cantidad de alcohol que se elimina por la excreción (la orina, las lágrimas, el sudor y especialmente por el aire respirado) es muy pequeña, tan sólo el 2%.

Hacer ejercicio para aumentar la transpiración y la ventilación pulmonar, ingerir café u otras drogas, no logra eliminar más rápidamente el alcohol del organismo.

El tiempo de eliminación del alcohol en el organismo aumenta proporcionalmente a la cantidad de bebida ingerida.

Un trago de whisky (30 cc), una botella de cerveza (330 cc), o una copa de vino de mesa (250 cc), contienen una unidad alcohólica, es decir, un individuo que ingiera una unidad alcohólica, necesitará entre 2 y 3 horas para eliminar totalmente esa dosis del organismo.

Una unidad alcohólica equivale aproximadamente a 25 mg de etanol/100 ml de sangre y no alcanza a afectar neurológicamente al adulto sano. Con 2 unidades alcohólicas aparecen las manifestaciones iniciales o signos precoces de embriaguez que empiezan a ser detectables y alteran la capacidad de conducir.

EFECTOS DEL ALCOHOL EN EL ORGANISMO

Las alteraciones producidas por el alcohol se detectan en tres áreas principales: psíquica, neurológica y general.

Psíquica

Las primeras manifestaciones de la intoxicación alcohólica se detectan en el área psicológica. El alcohol es una sustancia depresora del sistema nervioso central y por este motivo, cuando hay sobredosis puede conducir al coma y a la muerte por paro respiratorio. Muchas personas creen que el alcohol es un estimulante, pues con dosis bajas se produce efectos tales como reducción de la tensión, euforia breve y descarga de las inhibiciones.

Con los primeros ascensos en los niveles de alcohol, aparece la sensación de confort, gozo y vivacidad, pero a medida que aumenta la impregnación, surgen las manifestaciones amorosas y/o pendencieras para después dar paso a la depresión que se manifiesta por la somnolencia y en ocasiones, por sentimientos de tristeza y lentificación de la actividad motora. Disminuye también, la capacidad de reflexión, atención y observación. El humor por lo general, es poco controlado y se puede presentar sentimientos de desamparo e incluso de agresividad. Por otra parte, las respuestas motoras como las sensoriales y sensitivas, se ven afectadas de acuerdo con la concentración de alcohol en la sangre.

Neurológicas

Las alteraciones neurológicas son en realidad, aquellas que incapacitan más seriamente a un individuo para realizar labores de responsabilidad y cuidado, como es conducir un vehículo.
Los signos de alteración neurológica pueden empezar a manifestarse al ingerir una unidad alcohólica así:

Incoordinación Motora: Se altera la capacidad para coordinar movimientos, en especial, aquellos que exigen precisión para su realización. Con cantidades superiores a una unidad alcohólica, el bebedor empieza a perder el equilibrio, presenta dificultad al pronunciar palabras, disminuye su agudeza visual y auditiva y lentifica los movimientos, entre otros.

El alcohol puede causar desde somnolencia hasta un estado de coma.

General

El embriagado tiene aspecto y características propios: pupilas dilatadas, ojos rojos y aliento alcohólico que sirven como elementos de apoyo para emitir un diagnóstico de embriaguez.

Alcoholometria

Corresponde a una prueba de laboratorio o por un medio técnico para la determinación de la cantidad de alcohol que se encuentra en la sangre circulante. Cuando se presenten heridos en un accidente, los agentes de tránsito están obligados a llevarlos a Medicina Legal para que les practiquen la prueba de alcoholemia.

Métodos indirectos para determinar alcoholemia: Los más conocidos son los alcocensores que establecen de manera cualitativa, si existe o no alcohol en el vaho (aire expirado), del examinado, teniendo en cuenta como ya se mencionó, el alcohol excretado por la respiración. Estos alcocensores están homologados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, como elementos idóneos y concluyentes para determinar el grado de intoxicación por alcohol en una persona.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>