Aprovechamiento parcial de piezas

Aprovechamiento parcial de piezas

Otro caso que puede presentarse es la necesidad de hacer un ensamblaje de un recambio parcial, es decir, un recambio en el que nosotros hemos de determinar la medida a que debe soldarse a piezas ya existentes en la carrocería. Tal es el caso del estribo y parte del montante que se hallan destacados en la figura 55 correspondiente a un golpe recibido lateralmente que ha afectado no solamente a las dos puertas, sino a la parte central del estribo y al pilar.

En casos semejantes al descrito hay que cortar la pieza de recambio por lo menos unos 10 mm mayor que la medida real que se ha determinado sustituir. Esto queda claro tal como se ha representado en la citada figura 58. Dados los daños ocasionados por la colisión se decide cortar por D la parte de la carrocería del vehículo. En la parte inferior de la figura nos encontramos con la pieza de recambio completa en la que hemos de cortarla de modo que, de momento, monte unos 10 mm por encima de la pieza que forma parte de la carrocería y que aprovecharemos, es decir, la diferencia entre DyE.

A continuación ya se puede proceder a presentar la pieza sobre la carrocería sujetándola por medio de mordazas autoblocantes como es habitual en estos casos. De este modo ya podremos ver exactamente la posición que el recambio adopta frente a sus piezas vecinas, aunque deberemos también hacernos cargo del ajuste de las puertas, con sus cerraduras incluidas y sus gomas de estanqueidad para verificar la imposibilidad de entrada de agua o aire.

La operación siguiente, después de haber desmontado las puertas, gomas y demás, consistirá en cortar, por medio de una sierra neumática (u otro procedimiento similar) por la zona E, del modo que podamos observar en la figura 59. De esta forma, la pieza nueva nos queda perfectamente colocada sobre sus puntos de aplicación. Acto seguido, y después de haber sacado las piezas sobrantes, ya se puede proceder a realizar la soldadura, que es lo que se está haciendo en la figura 60. Después de este trabajo de soldadura se pasará la esmeriladora de disco para afinar la superficie y hacer desaparecer las irregularidades que quedan en la superficie del resto de la soldadura. Es lo que indica la figura 61 donde puede verse, además, un detalle de la aplicación de la muela al saliente del cordón de soldadura.

Aprovechamiento parcial de piezas Glosario y Manuales

Para finalizar es necesario acordarse siempre de proteger con imprimaciones la parte del interior donde se ha soldado para evitar que estos puntos sean el origen de un posterior deterioro de la plancha por permitir que se inicie la corrosión a través de ellos.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *