Constitución de la carrocería

Constitución de la carrocería

En un principio se trataba de auténticos canalones que recogían toda el agua del techo desde los laterales, tal coma se aprecia en le figura 20.
En la actualidad se ha cuestionado la utilidad ele estas Canales de expulsión que, evidentemente, se ha comprobado hacen perder al automóvil condiciones aerodinámicas, además de la emisión molesta de silbidos producidos por el aire durante le marcha, por lo que todos los fabricantes han determinado sustituir los vierteaguas.

Unos la han hecho por medio de molduras de guarnición que, además, tienen le ventaja de tapar los puntos de soldadura de los techos y marcos de puertas. Estas molduras están formadas por una estructura de aluminio forrada con plástico y generalmente sujetas sobre la plancha por medio de grapas. 

Otros fabricantes han hecha que el vierteaguas quede en un simple plegamiento muy suave del techo del automóvil. Ambos sistemas son muy utilizados por todas las marcas actuales.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *