Constitución de la carrocería de un automóvil

Constitución de la carrocería de un automóvil

No sabemos si habrá alguien que pueda sorprenderse si decimos que la carrocería es una invención algunos siglos anteriores al mismo automóvil. De alguna manera podría decirse con toda propiedad que primero fue la creación de la carrocería, y, muchos años después —eras, en el terreno técnico— se inventó el motor. Por lo tanto, en lo que respecta a las carrocerias se puede afirmar que se trata de uno de los productos industriales actuales en los que el hombre tiene una experiencia más ahondada en el pasado.

Enefecto: la experiencia de llevar la casa a cuestas, como el caracol, resulta una experiencia casi tan antigua corno el descubrimiento de que animales fuertes como el caballo o el buey podían domesticarse, y ha sido aprovechado en casi todas las culturas, desde tiempos muy lejanos, para el transporte de personas con el menor esfuerzo físico posible. Hasta aquí estamos esbozando el canceptao de carro nrás o menos habilitado para este transporte, cubierto para resguardar de las inclemencias del tiempo, y muy poco dotado de cualquier concesión a la comodidad.

Realmente, es partir del siglo xvni cuando los italianos comienzan a trabajar con gran arte e inventiva en los famosos, es decir, las carrozas. El concepto de carro para el transporte de personas comienza a partir de este momento a despegarse de la idea del carro cubierto dotado de simples asientos, para entrar dentro de un periodo de decidida búsqueda de la comodidad de los pasajeros —generalmente ilustres y adinerados— de modo que, con la aportación de los carroceros franceses, vamos a asistir en pocos años a una importantísima transformación en este terreno.

Ahora se trabaja en mejorar el espacio interior y el acomodo de los viajeros; se pasa a tapizar lujosamente los interiores, como si se tratara de sillones palaciegos, se acristalan los laterales, se alfombran los suelos y se recubren de finas telas aboatadas el interior de los techos y laterales del vehículo, y, sobre todo, se trabaja intensa e ingeniosamente en complicados sistemas por medio de los cuales se consiga dulcificar el movimiento de vaivén que los malos caminas imprimen al conjunto de la caja, de modo que se crean por primera vez sistemas completos de suspensión por medio de los cuales le caja de la carroza queda independizada en buena manera de las ruedas y de las inevitables irregularidades que el camino presenta.

A partir de aquí, y a nivel artesano, se distingue el trabajo del carretero del trabajo del carroceru, al igual que se distingue el trabajo del carpintero del trabajo del ebañista: es el momento en que la carroceria comienza a tomar forma.

Cuando, hacia 1883, el alemán Gottlieb palmier consigue fabricar un motor de tipo Olio capaz de funcionar con liquido, motor que se mostraba ya apto para sustituir a las caballerías, el primer problema no fue encontrar un tipo de estructura capaz de recibirlo porque el mundo de entonces estaba ye lleno de diferentes conjuntos de carrocerlas a las que el motor recientemente ideado podia acoplarse sin grandes problemas iniciales, como asi se hizo en los primeros tiempos.

Claro que a través de los años, y con la creación de motores cada vez más potentes y rápidos de giro, las carrocerlas han ido evolucionando con grandes e importantísimos cambios. Inicialmente, las carrocerías eran de madera y su construcción y manipulación estaba encomendada a los carpinteros especializados, pero a partir de finales de los pasados años veinte se comienza a emplear la chapa de acero y, consecuentemente, el oficio cambia de manos: ahora son los chapistas o planchistas los que se han de hacer cargo de los trabajos die reparación y ajuste de las carrocerías metálicas, situación que se mantiene en estos momentos.

Ahora creemos importante pasar a ver, en primer lugar, las características generales que ha de tener una carroceria para automóvil y los tipos de las mismas.

  • Travesaños.
  • Traviesas.
  • Bandejas.
  • Refuerzos  placas.

Pasemos, pues, a la descripción de cada una de estas piezas de considerable importancia para la rigidez de la estructura en general, pasarrrredas.

Reciben el nombre de pasarruedas aquellas piezas de la carrocería que ocupan la zona en la que se encuentra la rueda y le dejan espacio y libre movimiento para que pueda realizar el desplazamiento a que la sometera la suspensión con sus vaivenes propios de la absorción de las irregularidades de la carretera o el camino por el que se circule. Los pasarruedas son, por ello, piezas bastante amplias y complementadas can su correspondiente aleta tuya función y caracteristrcas ya hemos estudiado en el apartado dedicado a las planchas de revestimiento.

En la figura tenemos señalados los pasarruedas, solamente de las traseras. En este diseño se aprecia claramente que están formados por dos piezas. El del pasarruedas interior y la del pasarruedas exterior. Para formar los definitivos pasarruedas traseros, el interior irá soldado con el exterior.

Los pasarruedas son elementos de plancha que están muy castigados por el rápido giro de la misma rueda a la que protegen.Esta, proyecta con mucha frecuencia gravilla y objetos duros y blandos como el barro, que se arrojan con fuerza sobre la plancha y le hacen perder sus capas de protección. El barro se adhiere sobre la plancha y conserva la humedad facilitando la rápida oxidación del material en las zonas que recibieron golpes a consecuencia de los cuales perdió sus capas de protección.

En estas duras condiciones, los pasarruedas tienen grandes posibilidades de llegar a pudrirse y las reparaciones en ellos son frecuentes.

Actualmente, los fabricantes han estudiado sistemas para proteger la plancha de las pasarruedas por medio de un recubrimiento de plástico o incluso, en algunos casos en Los que se trata de vehículos de mayor precio, forrado con fibras. De este modo se evitan los destrozos de le proyección de gravilla sobre estas superficies a la vez que se efectúa un importante efecto de insonorización que el usuario agradece.

Las pasas ruedas también son conocidos con los nombres de paso de ruedas o bien forros de fas aletas. Algunos profesionales los nombran como guardabarros, denominación que, como se dijo anteriormente, resulta ambigua y no vamos a utilizar en este libro.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *