Transmisor de fase de Hall

Transmisor de fase de Hall

La posición del árbol de levas determina si un pistón del motor se mueve hacia el PMS (punto muerto superior) se encuentra en el tiempo de compresión o en el tiempo de escape. Esta información no puede obtenerse durante el proceso de arranque a partir de la posición del cigüeñal y su sensor inductivo. Por el contrario, durante el servicio de marcha, la información generada por el sensor del cigüeñal es suficiente para determinar la posición del motor. El transmisor de fase montado en el árbol de levas suministra la posición del árbol de levas a la unidad de control.

Estructura y funcionamiento

En el árbol de levas están montados dientes de material ferromagnético. Cuando un diente pasa por el elemento sensor atravesado por corriente (plaquita semiconductora) del transmisor de fase, su campo magnético orienta los electrones en las plaquitas semiconductoras, perpendicularmente a la dirección de paso de la corriente. Se forma así una señal de tensión (tensión Hall), que comunica a la unidad de control, en el tiempo de trabajo se encuentra en este momento el primer cilindro. La señal de salida es del orden de milivoltios e independiente de la velocidad relativa entre el sensor y la rueda transmisora. La señal se prepara y emite por el sistema electrónico evaluador integrado.

Una característica esencial del sensor Hall es que necesita ser alimentado por una tensión, mientras que el sensor inductivo estudiado anteriormente no necesita ser alimentado por tensión ya que genera el la tensión como si fuera un generador. Para distinguir un sensor Hall de un sensor inductivo nos fijamos en el numero de cables que llegan a cada uno, en el sensor Hall llegaran 3 cables mientras que en el inductivo solo llegan 2 cables.

Principio Hall diferencial

Aparte de los sensores Hall sencillos se aplican también elementos Hall diferenciales, Estos constan de dos elementos Hall desfasados entre si. Estos suministran una señal de salida que es proporcional a la diferencia de la densidad de flujo entre los dos lugares de medición. Las ventajas de la evaluación diferencial son un amplio margen de los entrehierros y una buena compensación de temperaturas. Los inconvenientes consisten en la dependencia de la posición de montaje y en la necesidad de una rueda transmisora de dos pistas para generar una señal en ambos elementos Hall.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *