Sustitución parcial del montante delantero del automóvil

Un montante como al que nos referimos se ve en la figura 6 y está compuesto por dos piezas:

  • Una pieza muy sólida que forma parte de la estructura.
  • Otra plancha de revestimiento, con forma, que constituye la parte frontal del montante.

La primera operación que hay que llevar a cabo en este caso consiste en determinar con acierto el lugar por donde se tiene que cortar, lo cual viene obligado por el grado de deformación que la pieza haya soportado. Este punto debe determinarse, pues, frente a los daños. Sin embargo, generalmente la línea de corte se encontrará siempre en los extremos del montante; como es el caso que se presenta en la figura 6.

De acuerdo con todo ello se procede primero a cortar la plancha frontal de revestimiento, que es lo que se está llevando a cabo en la figura citada, utilizando un serrucho neumático, tal como se puede ver, o bien una sierra de mano. El operario debe estar muy atento, cuando ejecute este trabajo, en tener el suficiente tacto como para cortar solamente la plancha de revestimiento y no, desde luego, todo el montante, porque antes hay que tomar las medidas para la pieza postiza de acoplamiento.

Así pues, el corte debe ser solamente de la primera plancha frontal. Acto seguido se debe trabajar con el martillo neumático para sacar esta plancha, tal como se puede ver en la figura 7, siguiendo la línea de puntos que, en definitiva, sigue a su vez la línea de los puntos de la soldadura. Una vez sacada la plancha de revestimiento del montante, éste mostrará un aspecto semejante al que se puede ver en la figura 8.

Éste es el momento en que se debe restablecer correctamente la forma original del montante con el fin de tomarla medida (cota A en la figura) para el próximo corte de la pieza de repuesto que lo sustituirá. Esta medición, pues, hay que tomarla con mucho cuidado para que no quede afectada por la deformación que la estructura del montante ya tenga, para que el marco general se adapte bien a sus piezas vecinas.

Una vez bien hecha la medición de la cota A debe procederse al corte de la pieza postiza o de repuesto. Para ello deberá hacerse con un marco de parabrisas de repuesto, tal como el que se muestra en la figura 9. Se tomará la misma medida que hay que sustituir, pero añadiendo esta vez 20 mm, es decir, 10 mm de más por cada extremo. Una vez determinada la medida ya se puede cortar la pieza de repuesto con la ayuda de un serrucho.

Hay que fijarse bien en que las operaciones de reparación son siempre muy parecidas esté donde esté la plancha que hay que sustituir. En el caso concreto de la pequeña pieza de revestimiento de este montante ahora hay que proceder también a la presentación de la pieza y a su fuerte sujeción para poder realizar el corte de las planchas superpuestas o solapadas. Pero veámoslo con mayor atención y detalle. Sobre la estructura pelada del montante que nos mostraba la figura 8 presentaremos el trozo de pieza de repuesto a que nos referimos.

Por medio de unas mordazas autoblocantes se sujeta esta pieza de repuesto cortada sobre la estructura, de modo que se solape sobre los restos de la pieza vieja, cosa que resultará inevitable ya que la pieza de repuesto, recuérdese se cortó 20 mm más larga de lo necesario. Ahora ya se puede pasar al corte total del montante interesando al mismo tiempo la zona de la pieza de repuesto y de la vieja para que la coincidencia de los bordes por testa sea completa. Recuérdese que esta técnica la hemos descrito ya muchas veces en anteriores reparaciones. En la figura 10 tenemos la oportunidad de ver dos momentos en los que se está procediendo a este corte con la ayuda de una sierra neumática, vista la operación desde dos ángulos diferentes, y correspondiente a las dos piezas de que consta el montante y que describimos más arriba.

Ahora ya estamos en condiciones de proceder a la soldadura por testa de los bordes de la plancha añadida. Éste es el trabajo que se está llevando a cabo en la figura 11 en la parte relativa a la estructura. La soldadura por testa se ha de llevar a cabo, preferentemente, por el sistema de soldadura en atmósfera de gas inerte (MIGMAG). Una vez terminada esta soldadura de la estructura del montante se ha de proceder a soldar la pieza de revestimiento que en sus extremos también se suelda por el procedimiento de atmósfera de gas inerte, al igual que la pieza de estructura. Así, en la figura 12 se puede observar que se efectúa este trabajo en las zonas indicadas por las flechas. Con ello ya se tiene el montante asegurado.

Sustitución parcial del montante delantero del automóvil Glosario y Manuales

Ahora conviene pasar a realizar la soldadura por puntos entre ambas planchas que forman la pieza postiza que hemos sustituido. Ésta es la operación que se está realizando en la figura 13, en cuyo detalle puede verse, al mismo tiempo, la disposición de los perfiles de las planchas y los lugares en los que se van a colocar los puntos de soldadura, indicados por las flechas.

La operación se podrá dar por terminada después de proceder a un esmerilado de la zona de la soldadura para conseguir una superficie bien lisa en esta parte, y no se habrá olvidado, previamente y antes de efectuar las soldaduras por puntos, de aplicar sobre las planchas que van a estar en contacto una capa de pintura anti óxido a base de cinc.
En la figura 14 se puede ver el caso del esmerilado del cordón de soldadura en la pieza de estructura del montante. A continuación se tendrá que colocar la pieza exterior de revestimiento, que es la operación que se está realizando en la figura 15, y con la cual habrá terminado el trabajo de plancha relativo a este montante.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *