Sustitución del estribo y del montante central del automóvil

Cuando un automóvil recibe un golpe lateral de cierta entidad en la zona central de la carrocería lo más corriente es que se dañen las puertas y que el pilar central, propio de las carrocerías de cuatro puertas, ceda (Fig. 19).

Cuando el pilar central cede suele arrastrar con él el revestimiento del larguero, que constituye la pieza conocida como estribo, de modo que la reparación suele ser más complicada que si se tratara simplemente de daños en las puertas, ya que también afecta al propio larguero.

Este tipo de deformación, como consecuencia de daños laterales, resulta bastante frecuente y, de hecho, el estudio de su reparación puede muy bien servir de base para conocer la estrategia que se sigue en el taller ante un gran número de reparaciones que suelen presentarse en esta zona, siempre como consecuencia de golpes similares de mayor o menor importancia.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *