Requerimientos para que su vehículo este en optimas condiciones

Requerimientos para que su vehículo este en optimas condiciones

Un vehículo en malas condiciones puede ser el culpable de un accidente. Todo vehículo, para poder circular, debe estar en condiciones mecánicas y reglamentarias adecuadas.

1- Buenos Frenos

El defecto más peligroso del vehículo es también uno de los más difíciles de localizar. Haga controlar periódicamente sus frenos por un mecánico competente.
En caso de quedarse sin frenos: si el pedal ofrece algo de resistencia, bombéelo; es probable que consiga alguna presión para frenar un poco. Si no hay presión y el camino está despejado, utilice el freno de mano dejado el cambio puesto. Si necesita disminuir la velocidad bruscamente, utilice la caja de cambios, poniendo primera o segunda y sacando el pie del pedal de embrague.

2- Buena Dirección

Si usted nota juego en el volante con el auto parado y sin que se muevan las ruedas, significa que el mecanismo de la dirección está defectuoso. Lo más sensato es hacerlo revisar por personal especializado.

3- Cubiertas sanas, sin desgaste y con adecuada presión de aire

Los problemas de los neumáticos son fáciles de detectar. A pesar de esto causan más accidentes que cualquier otro defecto del vehículo, exceptuando la falla de los frenos. El conducir con neumáticos desgastados, esto es con una profundidad (dibujo) de hendidura menor a 2 mm, es muy peligroso.

Baja presión
Provoca una flexión excesiva del neumático, lo cual genera calor, con el riesgo de que estalle.También provoca un desgaste excesivo de la banda de rodadura.

Presión excesiva
El deslizamiento de los neumáticos en el pavimento es tosco y los hace más vulnerables a sufrir daños por impactos y un debilitamiento de su estructura.

Presión correcta
La banda de rodadura está en contacto total con el pavimento, lo cual da por resultado un rendimiento óptimo.
Los neumáticos sanos garantizan la seguridad permitiendo la adherencia en terreno seco o mojado.
Los neumáticos gastados estallan 44 veces más que los que están en buenas condiciones. También la presión excesiva debilita su estructura y los expone a sufrir daños por impactos.

Si revienta un neumático: sostenga con fuerza el volante, no frene bruscamente. Una frenada brusca puede hacerle perder el control del vehículo. Frene tan suavemente como le sea posible dirigiendo el vehículo hacia un lugar despejado.
Los neumáticos que no tienen la presión correcta se desgastan con mayor rapidez, aumentando la resistencia al rodamiento y por lo tanto se gasta más combustible.

4- Buenas luces

Desde que comienza a oscurecer, hasta el amanecer, o cuando las circunstancias indican que no hay suficiente visibilidad, deben llevarse encendidas todas las luces reglamentarias.
Es importante controlar periódicamente la altura y dirección de sus faros para así iluminar correctamente el camino.
Las luces largas, de llevarse encendidas, deben sustituirse por las luces cortas cuando se aproxima un vehículo en sentido opuesto, para evitar encandilamientos. Así como también cuando se va detrás de otro vehículo a una distancia que las haga innecesarias.

Para que su vehículo esté en condiciones reglamentarlas debe tener en buen estado de funcionamiento:

a- Faros delanteros
b- Luces de posición
c- Luz de señaleros
d- Luz de freno
e- Luz de marcha atrás (en caso de que el vehículo posea)

Todo vehículo estacionado en una calle insuficientemente iluminada en horas de la noche, o cuando no hay visibilidad, debe tener encendidas las luces de posición. Recuerde que las luces deben ser blancas o amarillas para los focos delanteros.
En caso de circular marcha atrás deberán encenderse las blancas traseras.

5- Limpiaparabrisas en buen estado

Si no puede ver bien tampoco se maneja bien. Todo automóvil debe estar provisto de por lo menos un limpiaparabrisas.

6- Bocina

Debe ser usada sólo en emergencias y para prevenir un posible accidente. En cualquier otra circunstancia está estrictamente prohibido su uso.

7- Silenciador y caño de escape en buen estado

El alto nivel de ruido del motor aumenta la probabilidad de aparición de fatiga en el conductor.
Recuerde que está especialmente prohibido circular con vehículos que produzcan exceso de humo o ruidos molestos.

8- Espejo retrovisor

Todo automóvil deber estar provisto de un espejo retrovisor interno; también es importante que posea uno o más espejos externos.

9- Paragolpes en buen estado

Los paragolpes en buen estado son fundamentales, ya que en caso de colisión, son la parte del vehículo que absorbe el primer efecto del impacto.

10- Cinturón de seguridad

Las posibilidades de sobrevivir en un accidente son CINCO veces mayores con cinturón de seguridad que sin él. El cinturón de seguridad, imprescindible tanto en carretera como en ciudad, debe pasar por delante de la cintura y cruzar en el pecho de la persona siendo su uso obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros.
En caso de accidente el uso del cinturón de seguridad evita que Ud. sea expulsado al exterior del vehículo o que sufra lesiones graves al golpearse contra el tablero o el parabrisas.

En caso de incendio o de inmersión del vehículo, el cinturón evita que usted quede inconsciente y sin posibilidades de escapar como consecuencia del impacto.
La mitad de las muertes en accidentes, por no usar el cinturón de seguridad, ocurren a distancias pequeñas del domicilio de las víctimas y a velocidades moderadas. Por lo tanto su uso en ciudad es tan importante como en carretera.
Si se desea adquirir un buen hábito, para hacerlo habrá que practicarlo conscientemente hasta que se vuelva automático. El ajustarse el cinturón de seguridad es uno de esos buenos hábitos.
Los niños menores de doce años siempre deben viajar en el asiento trasero. Cuando son menores de un año, utilice el portabebe debidamente asegurado.

11- Casco

Debe ser irrompible, fuerte y de diseño seguro, tal como lo establecen las normas municipales.
Aquellos conductores cuyas motocicletas carezcan de parabrisas, están obligados a usar visera o máscara protectora de seguridad para prevenir lesiones oculares.

Los ocho defectos del automóvil que causan accidentes, en orden de frecuencia, son:

1- Fallas del freno
2- Profundidad inadecuada de la hendidura del dibujo del neumático
3- Frenos desparejos (con desplazamiento lateral)
4- Neumáticos con poco aire
5- Obstrucción de la visión relacionada con el vehículo (calcomanías, bultos, etc.)
6- Ajuste defectuoso del volante
7- Luces y señales que no funcionan
8- Traba del asiento

Un conductor prudente debe tener disponible en su automóvil para enfrentarse a posibles emergencias:

1- Dos balizas o triángulos
2- Luz portátil o linterna
3- Un extintor
4- Correa, cadena de remolque o barra fija
5- Un gato y llave para las ruedas
6- Botiquín de primeros auxilios
7- Si lleva niños… juegos para mantenerlos ocupados y quietos

Cuando el vehículo no está en condiciones reglamentarias, podrá ser retirado de circulación por el personal inspectivo de la Intendencia o la Policía de Tránsito hasta que se regularice la situación.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *