Procedimiento para adelantar un vehículo

Procedimiento para adelantar un vehículo

Una maniobra de adelantamiento mal planeada puede generar un choque con el vehículo al que se quiere adelantar o pero aún, con el vehículo que viene de frente. Para adelantar con seguridad, tenga en cuenta los siguientes puntos:

  • No se pegue demasiado al vehículo que va a pasar. Mientras más se acerque al vehículo que quiere pasar, menos podrá ver hacia adelante.
  • Calcule que el tiempo, la distancia y las condiciones sean los adecuados para la maniobra.
  • Mire sus espejos retrovisores y esté seguro de que nadie trata de pasarlo. Fíjese en los puntos ciegos.
  • Haga las señales adecuadas para el caso (direccional Izquierda, señal de mano, pito o cambio de luces). Anuncie a quien va a pasar y a quien va tras de usted, que va a cambiar de carril.
  • Adelante rápidamente. Consiga unos 15 ó 20 Km/h más que el otro vehículo.
  • Regrese al carril de la derecha, sin estorbar al que acaba de pasar. Hágalo cuando en el espejo retrovisor interno vea completamente la parte delantera del vehículo que sobrepasó. Usted debe regresar al lado derecho de la carretera antes de estar a 60 m de cualquier vehículo que se acerque desde la dirección opuesta.
  • En la noche tenga mayor cuidado y si el piso está mojado, aumente sus precauciones, pues en estas condiciones las distancias y las velocidades son más difíciles de calcular. No arriesgue su vida.

Nunca adelante a otros vehículos en los siguientes casos:

  • En intersecciones.
  • En los tramos de la vía en donde exista línea separadora central continua o prohibición de adelantamiento.
  • En curvas o pendientes.
  • Cuando la visibilidad sea desfavorable.
  • En las proximidades de pasos de peatones.
  • En las intersecciones con las vías férreas.
  • Por la berma o por la derecha de un vehículo.
  • En general, cuando la maniobra ofrezca peligro.

Al pasar o dejar pasar un vehículo

  • En una carretera plana, sólo toma de tres a cinco segundos más pasar un camión que un automóvil. En una cuesta, por lo general, un camión pierde velocidad, y en esa situación es más fácil pasarlo que a un automóvil. En una bajada, el ímpetu del camión hace que vaya más rápido, y usted debe aumentar la velocidad.
  • Cuando se acerque un camión en la dirección opuesta, manténgase lo más posible a la derecha del carril, para evitar un accidente de costado y reducir la turbulencia del viento entre los dos vehículos. Recuerde que la turbulencia separa los vehículos y no hace que se acerque el uno al otro.

Cuando un camión lo pase, usted puede ayudar al conductor del camión, quedándose lo más posible a la derecha de su carril. La maniobra será aún más fácil para el conductor del camión, si usted reduce un poco la velocidad. En cualquier caso, no aumente la velocidad mientras el camión esté pasando. Después de pasar, el conductor del camión le dará alguna señal, para avisarle que va a volver al carril original.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *